Hablando Franco

0

¿Cuándo meterán en cintura a los automóviles “chuecos”?

 

Para quienes circulamos a diario por varios puntos de la ciudad ha sido más que evidente que en los últimos días ha aumentado el número de automóviles de procedencia extranjera en esta capital.

Por las características de los automóviles con brillante pintura, todavía no quemada por el sol, sin golpes en la carrocería y sin los vidrios polarizados, que son indispensables para atenuar los efectos del quemante astro rey, es sumamente notorio  que “son recién llegados”.

Esto es, ni la disparidad del peso ante el dólar, ni los altos costos para quienes se atreven a importarlos, ha frenado la llegada de estos vehículos, que contribuyen a dificultar el tráfico y que en caso de protagonizar accidentes, al carecer de seguro, los perjudicados tienen que afrontar los gastos que se deriven.

De nada sirve que los conductores queden a disposición de las autoridades ni que los autos sean remolcados, si a final de cuentas el perjudicado, dueño de un automóvil mexicano, tendrá que “apechugar” con la reparación de su auto aún y cuando no haya sido su responsabilidad.

Lamentablemente, la imprudencia de muchos de quienes utilizan estas unidades, tal vez porque saben que no hay forma de ser identificados, y saben que de cometer un ilícito pueden escapar, abusan de la velocidad, no respetan ni los sentidos de las calles ni las normas de tráfico en general.

De hecho, justamente el domingo en el bulevar Lázaro Cárdenas, que es una de las vías más transitadas por rumbos de la colonia Las Minitas, que lleva hacia la carretera 26, la conductora de una camioneta, color rojo, con placas de afiliación circuló un tramo de éste en sentido contrario.

Y esto ocurre en cualquier bulevar y calles de la ciudad, además de que invaden las ciclovías, sobre todo en los carros compactos, sin que haya quien ponga orden porque difícilmente los agentes pueden estar en cada cuadra y se trata finalmente de responsabilidad de cada uno de los que tienen en sus manos un volante.

De ahí la importancia de que se regularice la situación de estos vehículos, o cuando menos que exista un padrón para saber quien conduce cada unidad y saber dónde localizarlo, para sancionarlo, de ser necesario, porque parece que quienes nos esforzamos en tener un auto legal, somos los menos y los que pagamos los platos rotos.

 

Desinterés del gobierno federal hacia periodistas y la división del gremio

 

Este lunes dos temas fueron de los más comentados en redes sociales y ambos relacionados con la actividad periodística, uno, y para nosotros el más importante por la cercanía, fue el reclamo de justicia tras el asesinato del periodista Santiago Barroso, ocurrida el pasado viernes en San Luis Río Colorado, tras sus denuncias contra traficantes de personas y drogas.

Ayer se convocó a dos marchas por distintas agrupaciones periodísticas locales, lo que evidenció la división que existe y siempre ha existido entre quienes ejercemos esta profesión, en donde muchos se consideran “bordados a mano”, pero lo bueno, es que a final de cuentas se logró el objetivo de mantener la demanda de justicia y de seguridad.

Cabe señalar que los únicos que atendieron los manifestantes fueron el Secretario Técnico y de Atención Ciudadana del gobierno estatal, Epifanio Salido junto a la Coordinadora de Comunicación del gobierno estatal, Ivone Andrade, mientras que al acudir a la sede de la Fiscalía General de la República (FGR) antes PGR, ni las puertas abrieron, así el grado de interés de la autoridad federal.

Por otro lado, en el país circuló un oficio dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador por los corresponsales en el extranjero de la Agencia Mexicana de Noticias (Notimex), quienes no han recibido su salario desde enero y no hallan qué hacer, ya que no saben si todavía trabajan para la agencia informativa o si ya fueron cesados.

Me tocó laborar por 10 años en Notimex, en donde se contaba con personal sumamente profesional y supongo que sigue esa tónica, pero es lamentable que estén en un país ajeno, sin recursos y sin tener a quien recurrir, mientras que el vocero de la Presidencia, solo respondió a través de Twitter que están en espera que la nueva titular asuma el cargo para tomar las decisiones correspondientes ¿y mientras, con qué sacan adelante a su familia?

 

Correo electrónico [email protected]

Compartir.

Deje una respuesta