Las Plantas Medicinales Más Poderosas De La Naturaleza

0

Hoy en día, vivimos en una época en la que prevalecen los medicamentos y las recetas médicas, pero ¿acaso tienen que ser el único método para encontrar alivio?

Incluso con las nuevas tecnologías al alcance de nuestras manos, muchas personas siguen utilizando las plantas medicinales que lo iniciaron todo: remedios herbales que tienen la capacidad de curar y mejorar el bienestar físico y mental.

De hecho, a comienzos del siglo 21, el 11% de los 252 medicamentos considerados ‘básicos y esenciales’ por la OMS eran “exclusivamente de origen de flora vegetal.” Medicamentos como la codeína, la quinina y la morfina contienen este tipo de ingredientes.

Si bien estos medicamentos fabricados ciertamente se han vuelto en algo esencial en nuestras vidas, puede ser reconfortante saber que el poder de la naturaleza está de nuestro lado, y estas hierbas están disponibles para tener algo más natural a la mano.

Manzanilla

La mayoría conocemos la manzanilla porque es un sabor muy popular de té. De hecho, un estudio indica que se consumen más de 1 millón de tazas por día en todo el mundo. Sin embargo, también la podemos encontrar en cápsulas, líquidos y tabletas.

Los poderes calmantes de la manzanilla se han estudiado con frecuencia, incluyendo un estudio del 2009 que afirma que la manzanilla es superior a tomar un placebo cuando se trata el trastorno de ansiedad generalizada.

Además, un estudio reciente confirmó que es seguro para el uso a largo plazo, y otro estudio miró más allá de su uso para la ansiedad y confirmó que también muestra potencial en los tratamientos contra el cáncer.

Es benéfica para:

Ansiedad
Estrés
Insomnio
Cáncer

Lavanda

Si experimentas ansiedad, lo más probable es que alguien te vaya a recomendar un aceite esencial de lavanda… y con justa razón. Esta flor aromática tiene una posición bastante fuerte entre los estudios que se han centrado principalmente en sus capacidades contra la ansiedad.

Se ha demostrado que puede funcionar como calmante. Un estudio confirmó que la lavanda puede afectar directamente el estado de ánimo y el rendimiento cognitivo. También ha sido elogiada por sus propiedades sedantes para ayudar a las personas a tener un mejor sueño.

Recientemente se ha descubierto que también tiene beneficios antiinflamatorios. Es más efectiva diluida y aplicada a la piel o usada en aromaterapia, y tiene pocos efectos secundarios.

Es benéfica para:

Ansiedad
Estrés
Presión alta
Migraña

¡Ojo! La lavanda es venenosa si se toma oralmente. Además puede afectar las hormonas si no se diluye antes.

Extracto de semilla de uva

Durante años, el extracto de semilla de uva, que está disponible en líquidos, tabletas o cápsulas, ha sido aplaudida por su actividad antioxidante. Tiene potentes beneficios para la salud, como reducir el colesterol LDL (el malo), y disminuir los síntomas de mala circulación en las venas de las piernas.

Además, los estudios confirman que su consumo regular tiene efectos anticancerígenos y parece detener el crecimiento de las células cancerosas.

Es benéfica para:

Cáncer
Colesterol alto
Cirtulación en las venas de las piernas
Edema
Presión alta

Equinácea

La equinácea es mucho más que una flor bonita. Se ha utilizado durante siglos como medicina en forma de tés, jugos y extractos. Hoy en día, se puede tomar en polvo y suplementos.

El uso más conocido de la equinácea es acortar los síntomas del resfriado común, pero se necesitan más estudios para verificar este beneficio y comprender cómo es que la planta aumenta la inmunidad cuando hay un virus presente.

En general, salvo algunos efectos secundarios potenciales, la equinácea es relativamente segura. A pesar de que se requieren mayores estudios para validar sus beneficios, no estás demás que la pruebes durante un resfriado para ver si te ayuda en algo.

Es benéfica para:

Gripe
El sistema inmune
Bronquitis
Infecciones respiratorias

Aceite de árbol de té

El árbol de té, que es originario de Australia, produce un aceite que durante mucho tiempo se ha pensado que es benéfico para las afecciones de la piel, como el acné leve, el pie de atleta, la caspa, etc.

Obviamente se necesitan hacer más estudios sobre éste, pero hasta el momento hay un cierto grado de investigaciones sobre las superpotencias antimicrobianas del aceite de árbol de té en heridas e infecciones tópicas.

Un estudio reciente confirmó que retrasa el crecimiento de microbios que causa el acné. Sin embargo, se recomienda diluirlo antes de utilizarlo.

Es benéfico para:

Acné
Pie de atleta
Heridas
Caspa
Piquetes de insectos

¡Ojo! El aceite de árbol de té es venenoso si se toma de forma oral. Además puede tener un impacto en las hormonas y no se recomienda su consumo a largo plazo.

Fuente: Eme de mujer

Compartir.

Deje una respuesta