Aumentan enfermedades crónicas y trastornos mentales

0

La Junta Internacional de Fiscalización de incremento de Estupefacientes (JIFE) alertó que en Mexico, como en diversos países del mundo caracterizados por sus bajos recursos, se ha dado un incremento de enfermedades crónicas y trastornos mentales, situación que se agrava debido a la carencia de políticas públicas que garantizacen el acceso a opioides, útiles para el control del dolor, los cuidados paliativos para pacientes terminales y la atención de alteraciones neurológicas.

Al presentar en la sede de la ONU México, el informe sobre disponibilidad de sustancias controladas, Raúl Martín del Campo, miembro de la JIFE, señaló que mientras en los países de altos ingresos cómo Canadá y Estados Unidos, hay una sobre oferta de 230 por ciento, de medicamentos con sustancias controladas en los países de bajos ingresos, donde se incluye a México, el déficit es de 99 por ciento.

Como ejemplo, Raúl Martin del Campo, expuso el caso del uso de la morfina, la cual dijo que solo un diez por ciento de la morfina que está disponible legalmenteel mundo se utilizó para cuidadosos paliativos, el resto se transformó en codeína para fabricar medicamentos contra la tos.

Por su parte, Antonino de Leo, Representante de las Naciones subidas contra la droga y el delito en Mexico, ( UNODC ) señaló que la Ciudad de México carece de censos totales de los pacientes inscritos en las diferentes instituciones de salud, así como de los padecimientos que requieren el uso de medicamentos derivados directamente de los opioides.

Lo anterior al presentar avances del proyecto “Acceso sin exceso”, una iniciativa piloto de la UNODC en la Capital del país , cuyos objetivos consisten en cuantificar y analizar la relación entre oferta y demanda de sustancias controladas para cuidados paliativos, cuyos resultados serán publicados en Mayo.

El funcionario de la ONU señaló además, que en la Ciudad de México el personal médico capacitado y autorizado para prescribir medicamentos controlados para el manejo del dolor es insuficiente.

“En una urbe de estas dimensiones, un solo profesional cubre alrededor de 700 pacientes por mes. es decir 20 pacientes por día”.

Denuncio también, que un fenómeno global de fobia y estigma hacia los medicamentos opioides puede ser una de las causas principales de estas limitaciones ya que muchos pacientes también se rehúsan a usar estos medicamentos por temor a volverse adictos a los mismos.

Añadió que una comunidad médica debidamente capacitada y sensibilizada, y pacientes bien informados sobre sus derechos, beneficios y consecuencias del uso de estos productos, resultan indispensables para contrarrestar la ignorancia y temor

“En pleno siglo XXI nos parece impensable, inaceptable que existan personas que mueren con dolor y que aún no tengamos acceso a sustancias controladas para fines de cuidados farmacológicos y adiciones, de cuidados de trastornos de la salud mental”, alertó Antonino de Leo.

Compartir.

Deje una respuesta