Hablando Franco

0

Genera esperanza entre usuarios nuevo esquema de transporte público 

Una de las demandas más sentidas de los hermosillenses no solo en esta administración, sino en anteriores, es y ha sido, contar con un servicio digno de transporte, e incluso, los usuarios se conforman ya no con contar con aire acondicionado en las unidades, que en este clima es una necesidad, no un lujo, sino que lo que más solicitan es que pasen a tiempo.

Ahora, cuando una mujer, como Claudia Pavlovich, toma el toro por los cuernos, a lo que le “sacaron” sus antecesores, los usuarios de este servicio están esperanzados a que se logre una verdadera transformación y que se cuente no solo con las suficientes unidades para que pasen con regularidad, sino que sean cómodas y dignas, como lo que merecen.

Con la emisión de la convocatoria para lograr la modernización del transporte, en forma real no solo “por encimita”, como lo pretende la gobernadora, y seguramente lo va a lograr, se pondrá fin a las enquistadas “mafias” de las que los gobiernos de los últimos años no lograron meter en cintura.

Ahora se buscará que la o las empresas que se hagan cargo del servicio, primero tengan solvencia económica y moral, que de entrada aporten 50 nuevas unidades equipadas con aire acondicionado y con cámaras de vigilancia, que se comprometan a cumplir con la normatividad, principalmente con la tarifa acordada, incluyendo la de estudiantes, discapacitados y adultos mayores.

Pero también aspiran a que se cumpla a cabalidad con los horarios de servicio  y que los choferes brinden un trato digno a los usuarios, que  a final de cuentas son quienes los mantienen, aunque ellos no lo ven así.

Claro, también debe existir el compromiso por parte de quienes utilizan los camiones de mantenerlos en buen estado, de no quebrar los vidrios, rajar vestiduras o rayarlas, es decir, tiene que existir una corresponsabilidad.

Por lo pronto, en pláticas con amigos y compañeros que  utilizan este servicio existe la esperanza de que ahora si se logre una verdadera transformación y se termine con ese chantaje que durante años tuvieron los concesionarios de amenazar con quitar unidades si no se autorizaban cobros, es decir, que dejen de tener como rehén al usuario.

Por cierto, el que organismos de ciudadanos participen en el análisis de las propuestas de los interesados en tener una concesión, es un bono que da certidumbre de que se elegirán a los más comprometidos y con mayor capacidad para cumplir con el servicio.

 

Erróneo pretender recortar recursos o cerrar estancias infantiles

 

No dudo que haya existido mal uso de recursos en el manejo de estancias infantiles, como puede ser en cualquier otro servicio o dependencia que involucre a personas con acceso a dinero, porque a final de cuentas es el ser humano, sin principios o valores, quienes incurren en este tipo de ilícitos.

Sin embargo, de ahí, a medir con el mismo rasero a todas y peor, tratar de eliminar un programa de gran beneficio social, como pretende el presidente Andrés Manuel López Obrador, nos parece un tremendo error y más aún, sugerir que los abuelos se hagan cargo de los nietos, es todavía peor.

En pláticas con amigos, siempre he comentado que la naturaleza es muy sabia y nos da una edad, en la que tenemos la fortaleza y la energía para educar y criar a los hijos, porque quienes tardíamente a la paternidad se las ven “negras”, entonces, ¿cómo una persona, que en ocasiones apenas puede valerse por sí misma, va a cuidar a un pequeño  o pequeña?

Claro que muchos abuelos y abuelas lo hacen, porque no tienen más opción, pero los niños educados en guarderías o estancias infantiles, son totalmente distintos a aquellos que educan en el hogar, ya que son más independientes, tienen mayor conocimiento de su entorno a diferencia de los otros, que generalmente se cohíben y son menos adaptables.

Pero también está el caso de muchos abuelos o abuelas que laboramos, como en mi caso, y que de ninguna manera podría darme el tiempo para cuidar a mis nietos y nietas, por lo que en lugar de andar ofreciendo dinero a “diestra y siniestra”, se debe de revisar la operatividad de las estancias y aplicar formas más rigurosas de otorgar recursos, pero mantener este programa de gran necesidad para las madres y padres de familia.

 

Correo electrónico [email protected] 

Compartir.

Deje una respuesta