Defiende el título “tinto en sangre”

0

Rey Vargas batalló de más en su regreso al ring, tanto que hasta lo mandaron a la lona en el segundo asalto.

El campeón mundial advirtió que no tendría un regreso fácil ante Franklin Manzanilla y así fue. Vargas no peleaba desde mayo pasado cuando derrotó por decisión en Nueva York a Azat Hovhannisyan.
Vargas vino de menos a más, y tras 12 asaltos terminó llevándose el triunfo por decisión unánime ante Manzanilla para retener la corona Supergallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en el Fantasy Springs Casino de Indio California.

Los tres jueces vieron ganar al mexicano por 117-108.
Pero llegar al triunfo le costó al originario de Otumba, quien comenzó frío y en un intercambio de golpes en el segundo asalto visitó la lona cuando el rival lo conectó en la barbilla.
Se levantó y Manzanilla trató de liquidarlo, pero Rey, de 28 años, sacó la experiencia y aguantó de pie ese asalto.
El nacional de 28 años buscó de mil y un formas quitarse los golpes que le mandaba el rival, quien lo hacía con más fuerza y adrenalina que con precisión.
Franklin (18-5, 17 KO´s) desesperó en varios momentos al mexicano con abrazos y buscando el choque de cabezas. Rey terminó con ambas cejas lastimadas y con huellas del pleito.
Dejó su marca el mexicano en 33-0, 22 KO’s, y dijo que quiere hacer unificación de cetros con monarcas de otros organismos.
“Buscaré unificar títulos, mi idea es tener los cuarto cinturones de campeón mundial, pero vamos a ver qué se decide. Tomoki Kameda es el rival mandatario y también puede ser mi próximo rival, vamos a platicar”, comentó el púgil.
Ignacio Beristáin también comentó que espera que su pupilo sane pronto de las heridas.
La idea antes del pleito era que Vargas tuviera pronto otro combate, pero van a esperar una o dos semanas para determinar cuándo vuelve a subir al ring.

Compartir.

Deje una respuesta