Hablando Franco

0

Se cumplen 13 años de la partida de Don Alejandro Padilla Reyes 

Este seis de enero se cumplió un aniversario más de la dolorosa partida de don Alejandro Padilla Reyes, patriarca de la dinastía Padilla Ruiz que conformó junto a doña Gloria y quienes ahora siguen a cargo de los negocios que él formó, entre ellos este rotativo y otros más, que gracias a la visión heredada han puesto en marcha en estos 13 años de ausencia.

Sin embargo, dicen los que saben que uno muere cuando lo olvidan, cuando ya no está presente en el recuerdo de quienes lo conocieron, muchas veces hasta estando en vida, por ello don Alejandro sigue más vivo que nunca en sus hijos e hija, en sus nietos y en sus bisnietos.

Gloria, Alejandro Alberto, Luis Héctor y Mario, son los retoños de don Alejandro y doña Gloria, quienes mantienen vivo el recuerdo y las enseñanzas de su progenitor, así como  sus ocurrencias y bonhomía.

Quienes conocimos a don Alejandro, le recordaremos siempre por su templanza, por su buen carácter y por la chispa con la que veía la vida, pero también por esa visión que le permitió detectar oportunidades donde otros no las vieron, para ir formando y diversificando su patrimonio.

Precisamente esa visión fue heredada por sus hijos, y seguramente será transmitida a las futuras generaciones que rápidamente vienen empujando y ganando espacios, para que perdure la filosofía del patriarca de la familia y se mantenga vivo su recuerdo.

Insistimos, quien está presente con sus enseñanzas y con su ejemplo, se mantiene vivo aun y cuando haya partido y don Alejandro está más presente y más vivo que nunca, en su familia, no solo en la de sangre, sino en todos los que laboramos en Editorial Padilla Hermanos así como en el resto de las empresas, y tuvimos la fortuna de conocerlo. Vida eterna para él.

 

Padres de ABC frustrados y cansados por robo a Mausoleo

 

Además de la tragedia que viven los padres de los niños fallecidos en el incendio de la Guardería ABC, que es lo peor que puede sufrir un padre o madre, ésta se incrementa, se recrudece, se retuercen las entrañas cuando se ve que el mausoleo en donde descansan o deberían de descansar los restos de sus hijos e hijas, continuamente es pisoteado y saqueado por delincuentes.

Imagínese cómo se sentirán al ver que se han llevado el juguete favorito de su hijo o hija o cualquier objeto que con amor llevaron para que esté simbólicamente cerca de él o ella, lo que no les importa a los delincuentes.

Tristemente, en la actual administración municipal que encabeza Célida López, tal vez por desconocimiento, ya que ella no es de Hermosillo, retiró la vigilancia que había en el sitio, lo que de inmediato aprovecharon los delincuentes para hacer de las suyas en el camposanto, incluyendo el mausoleo de los niños de la guardería ABC.

Y es que los robos, además de los hechos de alto impacto están a la orden del día y el comisario Luis Alberto Campa Lastra, no le ha encontrado la cuadratura al círculo para poner un hasta aquí a la inseguridad imperante, pese a los operativos aéreos y por tierra que realiza en varios sectores la Policía Estatal de Seguridad Pública a cargo de David Anaya.

 

A mis amigas y amigos

Antes de cerrar este espacio, deseo enviar un abrazo solidario a las excelentes comunicadoras, pero mejores amigas, Armida Bernal Reyes y Soledad Durazo, por las dolorosas pérdidas de su señor padre y su señora madre, respectivamente, ocurrida el tres y cuatro de enero.

También a mis vecinos Carlos Galindo y Laura Elena Ochoa, por el deceso de su hijo Carlos Roberto, de apenas 20 años, así como a la familia de mi buen amigo compañero de escuela, Felipe Ramos Mendieta, reconocido Doctor en Ciencias y Maestro de la Unison, quien este sábado se nos adelantó en el camino… A todos ellos, un abrazo con afecto.

 

Correo electrónico [email protected]

Compartir.

Deje una respuesta