Hablando Franco

0

Se avizora un año complicado para todos ¡a echarle ganas! 

Un año bastante complicado es el que se percibe viviremos los mexicanos, en un entorno enturbiado por la división promovida por un gobierno federal, cuyos titulares todavía no se han enterado que son gobierno y no oposición.

Al parecer Andrés Manuel López Obrador todavía no “carbura” que ya no es candidato, sino que es el presidente de los mexicanos, aún de aquellos que no votamos por él, y debe de actuar como tal, no apoyando solo a sus seguidores e incentivando las divisiones entre “fifís” y chairos.

Ahora, a la ya complicada situación que se antojaba difícil en materia económica, política y social, se suma el resurgido Ejército Zapatista de Liberación Nacional, que recordaremos fue la “piedra en el zapato” de Ernesto Zedillo y del último tramo de gobierno de Carlos Salinas de Gortari, cuando surgió en aquel fatídico 1994.

A pesar de la confianza que López Obrador despertó en millones de mexicanos, poco a poco están despertando del sueño y ven que no es tan fácil que vaya a cumplir sus promesas de campaña, ni con sueldos espectaculares, ni sacándolos de la pobreza, ni brindando servicios de salud al nivel de los países de primer mundo, y sobre todo, acabando la violencia.

Al contrario, vemos que la inseguridad sigue permeando, y solo como ejemplo ayer ejecutaron a un alcalde poco después de que tomó posesión, las agresiones y homicidios de periodistas continúan y en materia económica vemos difícil que se puedan alcanzar las metas de crecimiento previstas, no solo para este primer año, sino para el sexenio.

Ni qué decir de las críticas en contra del Morenista por no cumplir con una de sus principales banderas de campaña como fue bajar el costo de la gasolina, y para colmo, como lo habían hecho los gobierno antecesores, este año lo iniciamos con un incremento, aunque las autoridades no lo quieran reconocer como tal.

Y como lo comentamos, López Obrador inicia el año con el rechazo por parte del EZLN, ya que consideran que los proyectos dados a conocer a la fecha, buscan destruir al país y sobre todo a los pueblos originarios.

Lo peor, es que en este escenario tan disímbolo y tan complicado, las consecuencias las pagaremos todos, porque a final de cuentas todos estamos en este barco llamado México, por lo que queremos es que nos lleven a buen rumbo y no que naufraguen en el camino, esto es, quienes no votamos por López Obrador, no apostamos porque le vaya mal, pero desgraciadamente a diario nos confirma que teníamos razón al no hacerlo.

 

Detienen a exsecretario de Salud en gobierno de Guillermo Padrés

 

Mientras que el exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés está a punto de salir del penal federal en donde tiene poco más de dos años encarcelado, su exsecretario de Salud, Jesús Bernardo Campillo García, a quien señalan como uno de sus  “presta nombres” y lo responsabilizan del pésimo servicio de salud durante el sexenio panista, fue detenido en el vecino estado de Durango.

El delito no es grave, ya que se le ejecutó orden de aprehensión no por enriquecimiento ilícito, sino por falsear datos en su declaración, pero aún así podría recibir una sanción de dos meses a seis años de cárcel.

Por lo pronto, Padrés podría salir en estos días y uno de sus hombres de confianza podría entrar a prisión, por lo que como dice el refrán, mal inicia la semana, en este caso el año, para quien ahorcan –o detienen- al iniciar ésta o éste… Veremos quien sigue…

 

Correo electrónico [email protected]

Compartir.

Deje una respuesta