Muere anciano en explosión en su casa en la delegación Gustavo A. Madero

0

El hombre de 81 años fue hallado debajo de una losa que se derrumbó tras una explosión en la colonia Panamericana

Un anciano murió sepultado entre los escombros de la vecindad donde habitaba, luego de una explosión en la Colonia Panamericana, en Gustavo A. Madero.
El hombre, identificado como Juan Arzeta Domínguez, de 81 años de edad, fue encontrado debajo de los restos de una losa que se derrumbó y lo aplastó.
Según reportes de la Policía capitalina, el estallido fue provocado por acumulación de gas en una de las viviendas del predio, localizado en el 5113 de Norte 7-A casi esquina con Poniente 118.
“La onda expansiva de la explosión de un tanque de gas originó que una losa de cemento de 8 por 4 metros se colapsara y causara la muerte de una persona de la tercera edad”, señala el parte informativo.
Además, varias paredes también se vinieron abajo y dos personas resultaron con quemaduras severas, por lo que fueron hospitalizadas.

Aunque la mayoría de inquilinos logró salir por su propio pie, dos adultos y dos niños fueron rescatados por servicios de emergencia.
Alrededor de las 9:00 horas, gran parte de los colonos aún se encontraba en su cama, cuando el estruendo los obligó a levantarse y salir de sus viviendas.
Algunos pensaron que un transformador de energía eléctrica había explotado o que un coche se había estampado contra una pared.
Cuando observaron el inmueble hecho añicos y una polvareda que se levantaba por encima se colaron para comenzar a remover los trozos de concreto y ayudar a las personas que aún se encontraban al interior.
“Como es domingo, la verdad todavía estábamos acostados, pero se escuchó un estallido feo. Pensamos que había sido un choque o algo así, pero ya después vimos que había explotado un tanque de gas.
“Aquí viven como tres familias, en total son como unas 12 personas, pero afortunadamente casi todos pudieron salir”, relató Arturo, quien vive en la casa de a lado.
Paramédicos de Cruz Roja y el ERUM, así como uniformados preventivos del Sector Lindavista llegaron minutos para sumarse a las labores de emergencia.
Los socorristas trasladaron al Hospital Magdalena de las Salinas a una señora de 80 años y un joven de 17, quienes resultaron con quemaduras de segundo y tercer grado.
También atendieron al resto de inquilinos que sufrió crisis nerviosa.
Sobre la calle quedó un reguero de cristales rotos de las ventanas de domicilios aledaños y dos coches terminaron dañados.

Compartir.

Deje una respuesta