Grammy 2019, con presencia femenina y rap

0

El rap se im­puso en los Grammy con ocho nominaciones para el rapero Kendrick Lamar y siete para Drake, en un tablero más fe­menino que en ediciones precedentes.

La película de Marvel Pan­tera Negra llevó a Lamar al frente de las nominaciones de los premios, en el que las mu­jeres también consiguieron una fuerte presencia con Car­di B, Lady Gaga y la cantante de folk-rock, Brandi Carlile, nominadas en las categorías más importantes.

Se trata de un nuevo triun­fo para el rap estadunidense, categoría a la que le cues­ta imponerse en el palmarés final y que no se alza con el premio más impor­tante, el Grammy al Álbum del Año, des­de hace 14 años.

Kendrick Duc­kworth, su verda­dero nombre, ha producido y coes­crito todas las can­ciones e interpreta varios de los temas y está es la cuarta vez que es nominado al mejor álbum del año, Grammy que por ahora no ha conseguido ganar.

Siempre en el género hip hop, Childish Gambino logró cinco nominaciones y está presente con fuerza en las ca­tegorías grabación del año y canción del año con su tema This is America, repleto de re­ferencias sociales y políticas.

El anuncio de las nomi­naciones supone sin embar­go un revés para Beyoncé y Jay-Z cuyo álbum Everything is Love fue acogido favora­blemente por la crítica pero no ha conseguido ninguna nominación.

Las nominaciones para Lady Gaga llegaron mayor­mente por su sencillo Sha­llow, con Bradley Cooper, de la película Nace una estrella, que ganó el jueves una no­minación para los Globos de Oro.

LA SORPRESA

Otras grandes ausentes son Taylor Swift y Ariana Gran­de, quienes no se encuentran en las categorías principales. Ambas lograron nominacio­nes en las categorías de mejor álbum pop vocal por Repu­tation y Sweetener, respec­tivamente. Compiten en esa categoría con Beau­tiful Trauma, de P!nk; Camila, de Camila Cabe­llo; Meaning of Life, de Kelly Clarkson, y Shawn Mendes, de Shawn Mendes.

No obstante, la lista de nominaciones da cuenta de la evolución reclamada por parte de la industria musical, con mucha más presencia femenina.

Cinco de los ocho nomina­dos en la categoría álbum del año son mujeres, proporción que aumenta a seis de ocho en la categoría de mejor nue­vo artista, considerado uno de los cuatro grandes premios de los Grammy.

Criticada en la edición anterior, la Academia de la Grabación, el órgano de re­presentación de los profe­sionales de la música en EU, se ha embarcado en una serie de re­formas encami­nadas a favorecer la diversidad de sus miembros y la premiación de los Grammy.

La Academia ha ampliado en las cuatro categorías principales la cifra de nomi­nados de cinco a ocho y ha creado un grupo de traba­jo sobre la diversidad en res­puesta a las críticas de que el show era demasiado mascu­lino y blanco.

Además ha adoptado el voto electrónico para incitar a los jóvenes músicos a par­ticipar, y propone a 900 ar­tistas de diversos perfiles ser miembros para reforzar la re­presentación y la legitimidad de la institución.

En ediciones preceden­tes varias mujeres se alzaron con los principales premios, especialmente Adele y Taylor Swift, dos veces ganadoras del Grammy al mejor álbum del año.

Más sorprendente que los grandes nombres de la músi­ca, la cantante estadunidense H.E.R. aparece también en las primeras posiciones en esta 61 edición, con cinco nomi­naciones para un estilo que combina R&B con soul.

El rock estuvo ausente en las tres principales categorías de las nominaciones. El hip hop y R&B superaron al rock por primera vez en 2017 como el mayor género musical en Estados Unidos, de acuer­do con un reporte de Nielsen Music.

Compartir.

Deje una respuesta