Enorgullece medalla a Luz Mercedes Acosta por su participación en los Juegos Olímpicos Londres 2012

0

 

La ex pesista tuvo un encuentro con los medios en donde habló de la obtención de su presea y del antes y después de ese momento

La satisfacción de convertirse en medallista olímpica se redondeó para la ex pesista sonorense Luz Mercedes Acosta al poder disfrutar la anhelada presea de bronce de Londres 2012 en su propia tierra.

Este viernes la flamante ganadora de una presea olímpica estuvo en la capital sonorense en donde sostuvo un encuentro con los medios de comunicación al lado de su mamá.

Con una sonrisa a flor de piel, elegantemente vestida para la ocasión tan especial, y adornada por su medalla olímpica que le colgaba al pecho, Acosta Valdez destiló buena vibra; habló de sus inicios en la halterofilia hasta el momento de recibir la medalla de bronce que le fue otorgada seis años después de participar en la cita deportiva efectuada en la capital inglesa.

“Me da gusto que premien el juego limpio pues a final de cuentas detectaron las anomalías para hacer justicia aunque me hubiera gustado que la medalla hubiera sido en su momento; vivir la euforia y poder subido al podio”, resaltó la otrora levantadora de pesas de 37 años de edad.

Luz Mercedes, quien nació el 22 de diciembre de 1980 en Guaymas, fue condecorada con la presea de bronce luego de descubrirse el positivo de tres pesistas a sustancias prohibidas –quienes fueron descalificadas– saltando la sonorense del sexto al tercer lugar en la división de 63 kilogramos en los Juegos Olímpicos Londres 2012.

“Eso nos demuestra que el deporte sigue siendo justo y limpio, me siento bendecida por este logro. Al momento de la entregaron de la medalla (en el COM en la Ciudad de México el mes pasado) pasaron por mi mente, como una película, desde mis inicios: recordé mis progresos y hasta los momentos en que no quería entrenar”, comentó.

“Además de cuando califiqué y tuve mis primeros Juegos Olímpicos (Beijing 2008) de mis derrotas en Juegos Panamericanos, hasta la obtención de esta medalla olímpica tan anhelada la cual siempre supe que llegaría pero nunca dije la fecha”, señaló entre risas.

Asimismo nombró como un gran acierto de las autoridades del Comité Olímpico Internacional tras hacer lo correcto en su caso, así como el de otros más, pese a que tuvo que pasar bastante tiempo para ser justos.

Acosta Valdez es apenas la segunda atleta sonorense femenil en ganar una medalla olímpica uniéndose a la ex velocista Ana Gabriela Guevara (plata en Atenas 2004); en total es la cuarta presea para nuestra entidad en Juegos Olímpicos, las otras dos son en deportes de conjunto, ambas logradas por jinetes: el primero fue Juan Gracia Zazueta (bronce en Berlín 1936 en polo) y el segundo Manuel Mendívil Yocupicio (bronce en Moscú 1980 en equitación).

Indudablemente después del gran suceso la vida cambiará para la pesista guaymense quien actualmente radica en Tucson, Arizona, en donde vive con su esposo Eric Tollefson, ya que decidió tomar un nuevo camino después pasar por una etapa como entrenadora de crossfit.

Mandó un mensaje a las nuevas generaciones de pesistas sonorenses a las cuales destacó por contar con una fuerza natural y los llamó a disfrutar al máximo sorteando los obstáculos y nunca darse el lujo de bajar la guardia.

“Nunca fui la más fuerte, ni la más rápida y explosiva, simplemente fui persistente y determinada; recuerdo que de hecho empecé en la gimnasia pero tengo que agradecerle a Juan Manuel Reyes (entrenador de halterofilia sonorense ya finado) quien me dijo que tenía piernas y espalda fuertes para ser pesista”, agregó.

Compartir.

Deje una respuesta