Ahoga el polvo a la Laura Alicia Frías

0

Por Judith Franco

Los residentes de este sector tienen problemas de salud por la falta de pavimento y grandes cantidades de polvo que levantan los vehículos

Con severos problemas de salud derivados del abundante polvo que los rodea, además de la grave inseguridad que los aqueja, viven los vecinos de la colonia Laura Alicia Frías al norponiente de la ciudad.

La colonia que durante años ha enfrentado la marginación, ha mejorado mínimamente las condiciones de vida, ya que gran parte de las viviendas cuentan con energía eléctrica y agua entubada.

Sin embargo, casi la totalidad de la colonia carece de pavimento, las calles continúan difíciles de transitar y el canal que divide el asentamiento y que en temporada de lluvias los deja incomunicados continúa sin ser embovedado y está lleno de basura y maleza.

En medio de la marginación en que se encuentran los pequeños juegan en las calles llenas de lodo y maleza, muchos de ellos descalzos sin medir los riesgos que enfrentan en su salud por la contaminación imperante.

Las fugas de agua, tanto de drenaje como de agua potable, se observaron en varias de las calles, algunas con una antigüedad de hasta más de tres meses, haciendo más difícil el tránsito por algunas de las calles.

 

Abunda el polvo

 

Durante el recorrido efectuado por este sector, nos percatamos de las “nubes de polvo” que levantan vehículos en su paso por la prolongación del bulevar Quiroga hacia colonias y fraccionamientos ubicadas todavía más al norte de esta colonia.

De hecho los arbustos ubicados a un costado de la rúa lucen totalmente empolvados, las hojas están grises, ya que debido a la tierra acumulada no se aprecia el color verde del follaje.

Los vecinos urgieron a las autoridades municipales a que vuelvan la vista hacia ellos y vean las necesidades tan grandes que tienen y que requieren la atención inmediata de la autoridad.

“Mire, estoy llena de ronchas por la contaminación que hay”, dijo la señora Manuela, quien agregó que su nieta tiene constantemente infecciones en los ojos debido a la gran cantidad de tierra que los rodea.

También están las fugas que cuando se seca el agua contaminada se levanta el polvo y nos lo comemos, dijo la entrevistada, quien agregó que también las autoridades de salud deberían ir al lugar a ver las condiciones en que están los niños.

 

Con problemas de pediculosis

 

“Aquí hay piojos, los niños están llenos de piojos y se pasan de uno a otro”, dijo otra de las personas entrevistadas, quien señaló que aunque limpien a los menores la convivencia entre los que tienen los parásitos ocasiona que “estén dando vuelta”.

Señaló que también abundan las enfermedades respiratorias, las cuales se agudizan en esta temporada por las bajas temperaturas, pero más que nada porque se complican alergias que padecen debido a la contaminación por polvo.

 

Piden actuar contra “tiradores”

 

Aquí cada rato vemos como los chamacos se juntan en las esquinas a fumar sus cochinadas, “llamamos a las autoridades y nunca vienen” dijo una de las personas entrevistada quien pidió no publicar su nombre por temor a represalias.

Aquí hombres y mujeres tenemos que traer algo para defendernos, porque a veces viene uno del trabajo y salen para quitarnos lo poco que traemos, manifestó.

Hasta quienes traen su bolsita con botes (de aluminio) se las quitan para venderlas ellos, dijo otra de las personas entrevistadas

 

Resignados a su suerte

 

Los vecinos manifestaron que ya están acostumbrados a las condiciones difíciles de su entorno, pero quisieran que mejoraran la infraestructura de las calles para que sus hijos crezcan en mejores condiciones.

Mire cómo está el canal, lleno de maleza, de basura, llantas y ahí juegan los niños, porque no hay a donde ir, exponiéndose a cortarse o que les pique algún bicho.

Asimismo, pidieron a organizaciones civiles que en la época navideña regalarán juguetes, cenas y cobijas, que no los olviden porque a pesar de que una parte de la colonia ya está regularizada, la situación es muy difícil para la mayoría, ya que no todos los días hay trabajo.

Los residentes de este populoso sector también sufren por el grafiti ya que los vándalos rayas las paredes, una y otra vez.

 

Compartir.

Deje una respuesta