Además descartó que la falta de técnico afecte a la oncena

0

Quedarse en la banca en Rusia 2018 fue una experiencia amarga para Javier Aquino, quien pese a ello nunca pensó en retirarse de la Selección, y tomó con buen ánimo su convocatoria ante Argentina.
“No pasó por mi cabeza, fue un Mundial complicado para mí, porque sí esperaba haber tenido la oportunidad de jugar, de mostrarme, pero obviamente se respetan todas las decisiones de los técnicos”, dijo el jugador de los Tigres.
Para Aquino, el hecho de que no se haya designado a un técnico para el Tri no exime de responsabilidad a los futbolistas, que tienen una oportunidad inmejorable para mostrarse.
“Más allá de que haya un entrenador o no, es una bonita oportunidad para demostrar que se tiene capacidad, son dos partidos complicados, contra una gran Selección, y es bueno demostrar que también se puede competir”, señaló.
Asimismo, el mediocampista manifestó su satisfacción por ver sangre nueva en la Selección, algo que, desde su punto de vista, ayuda a elevar el nivel competitivo del grupo.
“Me da mucho gusto ver a muchos jóvenes que han levantado la mano, que dentro de la Liga lo están haciendo de manera increíble y que también en Selección se les ha visto con mucho nivel, que no se achican”, sostuvo

Compartir.

Deje una respuesta