“Le pegan” a camiones urbanos

0

En uno de los casos hasta los pasajeros fueron víctimas de los delincuentes

Los atracos a camiones urbanos se han incrementado en lo que va del presente mes, ya que en los nueve días transcurridos se han reportado cinco atracos, el más reciente fue reportado la noche del jueves.

De acuerdo con el chofer perjudicado, fue a las 21:00 horas cuando el operador de la unidad de la línea 12 reportó que fue víctima de un asalto, cuando transitaba por rumbos de la colonia Los Olivos.

Jairo Isaí, de 34 años, quien refirió que conducía la unidad con número económico 1129 de la citada ruta, cuando subió un supuesto pasajero y de inmediato sacó un arma de fuego y lo amenazó.

El sujeto, vestía camiseta de color rojo, gorra azul, aunque no recordó ninguna característica física.

El hampón ordenó al operador que apagara las luces internas del camión y posteriormente dañó la caja donde se deposita el dinero del pasaje, a fin de sustraer el efectivo recaudado cuyo monto se ignora.

Posteriormente, ordenó al chofer que continuara avanzando y al llegar a las confluencia del bulevar Solidaridad y calle Olmos, el hampón descendió de la unidad para darse a la fuga con rumbo a la colonia La Mosca.

Elementos de la Policía Preventiva Municipal acudieron con el afectado, y aunque trataron de localizar al asaltante, no fue posible, por lo que orientaron al chofer para que acuda a la comandancia para interponer la denuncia de los hechos.

 

Antecedentes

Cabe señalar que el pasado 1 de noviembre se dio cuenta de un atraco ocurrido en la colonia El Mariachi, en donde el hampón además de llevarse el dinero de la alcancía del camión, también despojó a los clientes de sus teléfonos celulares y otras pertenencias.

Posteriormente, el seis de noviembre, un delincuente intentó apoderarse del dinero recaudado cuando circulaba por la colonia Los Jardines, sin embargo, no lo logró y se dio a la fuga.

Mientras que el ocho de noviembre, en las colonias Ley 47 y Eusebio Kino, le correspondió a otros dos operadores ser víctimas de los delincuentes, ignorándose el monto que lograron llevarse.

Compartir.

Deje una respuesta