Piden vecinos embovedar canal del Coloso Bajo

0

Señalan que la maleza y basura acumulada son un riesgo para la salud de quienes viven en los alrededores; claman por más vigilancia policiaca

Vecinos de la colonia Coloso Bajo denunciaron la presencia insoportable de mosquitos que se han desarrollado en el canal que cruza desde la colonia El Ranchito, el cual está lleno de maleza y basura, además, manifestaron su descontento con la autoridad municipal, que se ha olvidado de brindarles seguridad, por lo que en la noche no pueden salir de sus casas.

En un recorrido que periódico Entorno Informativo realizó por el sector, se detectó que el canal que atraviesa la colonia desde el asentamiento vecino, está lleno de matorrales a las orillas, mientras que el agua está completamente enlamada.

Además, la libre circulación del agua se ve afectada por las mismas plantas que crecieron en el sitio debido a la humedad, así como por la cantidad de basura que los mismos vecinos han lanzado al lugar.

Una de las personas entrevistadas señaló que han realizado reportes a las autoridades municipales y que no han atendido sus llamados para limpiar el lugar.

Algunos de los entrevistados manifestaron que a cada uno de los candidatos de distintos partidos que visitaron el lugar, se les planteó la necesidad de embovedar el sitio “y ahora ni se acuerdan”.

“Lo bueno que ahorita no apesta tanto, porque ya no hace mucho calor, pero en el verano no se pueden abrir las puertas ni ventanas por el mal olor que impera en el sitio por el agua fangosa y hasta con animales muertos”, dijo otro de los entrevistados.

Externaron su inquietud porque ante la gran cantidad de mosquitos aumenta el riesgo de padecer dengue o zika, por lo que piden se fumigue la zona.

 

Abundan fugas

 

A esta problemática se suma la de fugas de agua, tanto potable como negras, que bajan desde lo alto del cerro y llegan al canal mencionado dejando una estela de fétidos olores y riesgo para la salud.

“Ahí está esa fuga, tiene semanas y la hemos reportado y nadie viene a cerrarla”, dijo señalando el agua estancada proveniente de un callejón ubicado a un costado del canal.

La citada fuga al parecer es de aguas de drenaje que ya ha causado daños en la calle de terracería, lo que denota que tiene tiempo en el lugar.

 

Prolifera basura y maleza

 

Debido a la geografía del lugar, sobre el bulevar Jorge Valencia  se colocó un dispensador para dejar la basura y recogerla, sin embargo, es insuficiente para la cantidad de basura de los vecinos, por lo que siempre están tirados los desechos a un costado y luego el aire la disemina a lo largo del camino.

Además, está el problema de que en ocasiones no pasan en la semana, y tampoco antes lo hacían, por lo que duran días los desechos echándose a perder, generando mal olor y un foco de contaminación, ya que abunda la fauna nociva.

“Nosotros cada ratito tenemos que fumigar, porque hay muchas cucarachas y hasta ratas han salido por la basura acumulada”, dijo doña María.

“El otro día escuché al señor (Norberto) Barraza, (director) de Servicios Públicos,  estuvo en un programa de radio y dio su número de teléfono para recibir mensajes, le pedí que pusieran otra tolva para recolectar basura y todavía no hemos recibido respuesta, a lo mejor me equivoqué de número”, lamentó la entrevistada.

 

El más grande problema: la inseguridad

 

Sin embargo, para los vecinos, el estancamiento de agua, las fugas, basura, fauna nociva y un largo etcétera, no es nada ante el grave problema de inseguridad que los aqueja, ya que luego de unos años en que la colonia estuvo relativamente tranquila, la violencia ha resurgido con la presencia de pandillas que tienen asolado el sector.

Los delincuentes aprovechan los callejones y vericuetos de los cerros para escapar de las autoridades cuando ocasionalmente ingresan a la colonia “tienen halcones en las calles que les avisan”, dijo una persona entrevista, quien pidió el anonimato por temor a represalias.

“Aquí todos sabemos quien vende droga, pero preferimos no decir nada porque el riesgo es grande y luego sus amigos la agarran contra uno o nuestras familias”, agregó.

“Hay un grupo de muchachos que se meten a las casas en cuando uno sale y se llevan lo que encuentran para comprar droga”, manifestó otra persona.

Señalaron que durante las noches se escuchan detonaciones por varios puntos del sector, ya sea en la parte alta de la colonia, “en donde la cosa está más fea”, además, de que después de cierta hora es un riesgo caminar “porque salen los asaltantes y a menos que los conozcas, porque la mayoría son de aquí de la colonia, más vale no arriesgarse, porque te van a quitar todo lo que traigas”.

 

Aumenta presencia de indigentes

 

Los vecinos del sector ven con preocupación que a diario aumenta la presencia de personas en situación de calle que recorren la colonia en búsqueda de alimento y de qué llevarse, “es muy triste porque son seres humanos, pero muchos vienen drogados y es un riesgo hablarles”, dijo Manuel.

Asimismo, externaron que debido a la llegada de migrantes centroamericanos será mayor el riesgo y la presencia de éstos en las calles “y aunque hay gente buena, también vienen malos, a ver cómo nos va”, señaló uno más de los entrevistados.

 

Luce el sector descuidado y con basura

 

Durante el recorrido efectuado por Entorno Informativo se observó que el bulevar Jorge Valencia está lleno de basura y maleza, además de que las calles están completamente deterioradas, los predios con grafiti, por lo que la imagen del sector es de total abandono.

Compartir.

Deje una respuesta