Sismos no se pueden detener, pero si prevenir daños

0

El profesor investigador del departamento de Geología de la Unison, Ricardo Vega Granillo, participó en la conmemoración del Día de Muertos en El Colson

En honor a las víctimas del sismo ocurrido el pasado 19 de septiembre de 2017, se instaló en El Colegio de Sonora un altar como parte de la conmemoración tradicional de Día de Muertos, como cada año se acostumbra.

Cientos de personas, adultos y menores de edad perdieron la vida durante y después del terremoto que tuvo epicentro en Axochiapan, Morelos; en donde se calculan más de 470 muertos y 170 mil viviendas afectadas.

“En esta ocasión, se decidió recordar a las víctimas del terremoto del 19 de septiembre de 2017 en especial a los 19 niños y siete adultos”, dijo  Inés Martínez de Castro, jefa del departamento de Difusión Cultural en El Colegio de Sonora.

Como parte del espacio académico el doctor Ricardo Vega Granillo, profesor-investigador del departamento de Geología de la Universidad de Sonora, impartió la conferencia El terremoto del 19 de septiembre, causas y efectos.

El especialista destacó que es importante diseñar programas de construcción rigurosos, pues los edificios que se construyen en zonas riesgosas deben de hacerse con especificaciones más alta que las de un edificio normal, que resultarán en ocasiones más costosos pero también serán mucho más seguros.

“En este caso no se supervisó que las obras cumplieran con los requisitos, se pueden prevenir, hay zonas claramente con suelos arcillosos que requieren mejor planeación, y mayores especificaciones para que los edificios se mantengan seguros”, explicó.

En el caso de Hermosillo comentó, en lo que respecta a los sismos se han hecho estudios de riesgo, sin embargo, no se ha detectado que haya una zona específica sensible pues el fenómeno por lo general se registra en la ciudad con una intensidad debilitada.

Compartir.

Deje una respuesta