Olvidan autoridades a Las Amapolas

0

Por: Dany Ortega

El asentamiento ubicado al oriente de la ciudad tiene grandes rezagos en infraestructura y seguridad

La colonia Las Amapolas, ubicada al este de la ciudad, pertenece a una de las más antiguas de Hermosillo, sin embargo, también está catalogada como una de las más inseguras y con grandes carencias en infraestructura.

De los principales problemas que aqueja a los vecinos de esa zona habitacional es que la mayoría de las calles se encuentran sin pavimento, por lo que al pasar los vehículos levantan bastante polvo originando enfermedades respiratorias.

Asimismo, denunciaron que la crecida, sobre todo en temporada de lluvias, del canal que circula por las calles Zinc y Salamanca, ocasiona inundaciones de hogares, por lo que piden a las autoridades la construcción de un dren que evite ese desbordamiento.

En el recorrido efectuado por Entorno Informativo se percató la presencia de al menos siete perros callejeros por cada una de las vialidades, lo cual prolifera la presencia de garrapatas y con ello la posibilidad de que los habitantes contraigan rickettsia.

Se observó que en la colonia existen varios terrenos baldíos, mismos que los pobladores han convertido en basureros clandestinos.

De igual forma, los vecinos manifestaron que varias personas construyen casas en el monte, las cuales roban luz de otros hogares mediante “diablitos”.

“Construyen muchas casas de cartón en el monte y con diablitos nos roban la luz a los que, si pagamos el recibo de la CFE, pero la empresa ya vino y no les hizo nada”, expuso Carmen Salazar.

 

Impera la inseguridad y drogadicción

 

Los moradores expresaron que tanto en el día como en la noche son frecuentes los asaltos y robos de casas, además en cada calle se sitúan varios “tiraderos de droga”.

“A cada rato asaltan a las personas, ya sea en el día o en la noche, ya que los drogadictos andan buscando que robar para comprarse sus narcóticos”, comentó Luis Mario.

“El barrio está repleto de tiraderos, a cada rato se pelean entre ellos, pero a balazos, ya no más agachamos la cabeza para que no nos toque uno”, señaló María Jesús Montaño.

A su vez, Eduardo Chávez relató que su mamá y él tuvieron que salirse de trabajar, y decidieron poner una tienda porque ya no soportaban que todos los días les robaran sus pertenencias durante el horario laboral.

“Todos los días nos robaban, hasta en el mediodía, por eso mejor nos salimos de trabajar y pusimos la tienda, pero la tenemos toda enrejada por la misma inseguridad”, declaró.

Varios habitantes del sector mencionaron que al colindar con colonias conflictivas como la Metalera, San Luis, El Ranchito y la Rinconada de la Cruz propicia aún más la inseguridad.

“Es normal ver en las esquinas cruces en donde murieron personas, porque los mismos vándalos se pelean con cuchillos o balazos”, aseguró Arturo Rodríguez.

 

Convierten predios en basureros clandestinos

 

Los ciudadanos de esta zona indicaron que los terrenos que se encuentran sin edificaciones están llenos de basura y maleza, proliferando animales ponzoñosos, los cuales se introducen a las viviendas.

“Todos los terrenos solos están llenos de desechos porque los mismos vecinos van y la tiran ahí, este esquema de que pase la basura solamente un día pues no ha funcionado porque se apestan la casa, entonces optan por ir a los baldíos y quemarla”, Guadalupe Encinas.

 

Exigen la pavimentación de varias calles

 

Los pobladores de Las Amapolas solicitaron al Ayuntamiento la pavimentación de la mayoría de las vialidades, dado que solamente se encuentran con carpeta asfáltica las vialidades principales.

“Ya no aguantamos la polvareda, tenemos que andar regando para que se calme un poco porque pasan los carros y nos ahogamos todos, por lo mismo ya nos hemos enfermado muchos de tos y gripa”, reveló Susana Félix.

“Llegué a la colonia en 1960 y hasta la fecha no han pavimentado la calle Del Fresno, que es por donde vivo, no sé qué les pasa a las autoridades, ¿porque no se ponen las pilas?, es muy necesario porque todos los días estamos aguantando el terregal”, manifestó Jesús Higuera Carrillo.

 

Aqueja presencia de perros callejeros

 

Por otra parte, los moradores externaron su inconformidad porque los perros callejeros que abandonan en ese sector cuentan con demasiadas garrapatas.

“Hay una señora que tiene muchos perros, pero como esta viejita ya no se puede hacer cargo de ellos, dice que ya fue a la perrera para que se los llevaran, pero le cobraban entonces dejó que se fueran a la calle, se llenaron de garrapatas y pues tenemos mucho miedo de que nos pique una y nos dé rickettsia”, señaló Eneida Espinoza.

Alfredo Monge Vázquez, dijo que por cada calle andan deambulando al menos cinco perros callejeros, los cuales reaccionan de forma violenta.

“Varios de los perros que andan en las calles te ven y se te van encima para morderte, además hacen sus necesidades en frente de mi casa, no sé porque tengo que lidiar con animales que ni son míos”, expresó.

 

 

Compartir.

Deje una respuesta