Todas las misiones de la NASA deberían buscar vida extraterrestre

0

A partir de ahora, la búsqueda de vida extraterrestre debería formar parte de todas las misiones de la NASA.

Esa es la propuesta de un informe ordenado por el Congreso de los Estados Unidos, firmado por un comité de 17 investigadores y presentado el pasado 10 de octubre por las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina (NASEM). El documento destaca la importancia de incluir la astrobiolgía en todas y cada una de las futuras misiones espaciales de la NASA. La astrobiología busca averiguar cómo se originó la vida en la Tierra y cómo podría evolucionar, también, en otros lugares del Universo. El objetivo, además, debería contemplarse desde el inicio y la conceptualización de cada nueva misión espacial, e incluirse en «la planificación y el desarrollo de las operaciones».

La razón de que una propuesta así llegue precisamente ahora es sencilla: durante los últimos años, explican los autores, los astrofísicos han detectado miles de exoplanetas, mientras que los biólogos están adquiriendo una multitud de nuevos conocimientos sobre la complejidad y la diversidad de la vida en la Tierra. Estos descubrimientos refuerzan la posibilidad de que la vida pueda existir en otros mundos y, por lo tanto, según el informe todas las misiones de exploración espacial deberían incorporar tecnología para encontrar rastros de organismos extraños.

Según afirma Alan Boss, astrónomo del Instituto Carnegie para la Ciencia en Washington y coautor del informe, «nuestra visión actual del universo está más abarrotada que nunca de planetas». De hecho, más de 4.000 exoplanetas han sido ya confirmados por la Ciencia, y los datos recopilados hasta ahora permiten estimar que seis de cada diez estrellas podrían albergar planetas similares a la Tierra. «La gran cantidad de exoplanetas conocidos -añade Boss- ofrece oportunidades interesantes para encontrar biofirmas, marcadores químicos que indican la presencia de vida».

En un comunicado hecho público el mismo 10 de octubre, los investigadores aseguran que «la astrobiología, el estudio del origen, la evolución, la distribución y el futuro de la vida en el universo, es un campo que cambia rápidamente, especialmente en los años transcurridos desde la publicación de la Estrategia de Astrobiología de la NASA en 2015. Los recientes avances científicos en el campo ahora brindan muchas oportunidades para fortalecer el papel de la astrobiología en las misiones de la NASA y aumentar la colaboración con otros campos científicos y organizaciones. El informe considera que estos cambios requieren de una estrategia científica actualizada».

Según los firmantes, la astrobiología representa una gama de disciplinas científicas, como la física, la química, la biología, la astronomía y las ciencias planetarias que, tanto individualmente como en conjunto, constituyen áreas de experiencia que ayudarán a esclarecer el enigma de cómo la vida podría surgir y evolucionar en otros mundos distintos de la Tierra.

Por lo tanto, los científicos recomiendan que la NASA acelere el desarrollo de tecnologías para detectar organismos microscópicos, y critican e hecho de que en la actualidad no exista «ni un solo instrumento listo para el vuelo» que pueda viajar a un mundo distante y medir la composición de sus elementos, minerales y materia orgánica.

El informe también sugiere que los sistemas de imágenes directas que suprimen la luz de las estrellas deberían usarse fuera de nuestro sistema solar, para mejorar la detección de posibles biofirmas en los planetas que orbitan esas estrellas. La NASA también debería planificar más misiones con el objetivo de buscar bajo de la superficie de los exoplanetas (mundos rocosos, helados u oceánicos) para encontrar vida extraterrestre subterránea.

Sin embargo, escriben los investigadores, los esfuerzos para encontrar a nuestros vecinos extraterrestres, ya sea en nuestro propio sistema solar o a años luz de distancia, necesitarán algo más que la simple tecnología. Será necesario, en efecto, fomentar la colaboración y la cooperación con agencias espaciales internacionales, individuos privados e instituciones filantrópicas. Dicha colaboración será para la NASA tan importante como desarrollar e implementar nuevos recursos tecnológicos, y tales asociaciones «tienen el potencial de avanzar muy rápidamente en la búsqueda de vida».

Fuente: abc.es/ciencia

Compartir.

Deje una respuesta