Anemia: Síntomas, tratamientos y causas

0

La anemia por deficiencia de hierro o ferropénica es el resultado de una baja reserva de hierro en el organismo que poco a poco, si esa reserva no se repleta nuevamente, va a comprometer la formación de glóbulos rojos o células rojas, que son las responsables de transportar el oxígeno a nuestro cuerpo.

Según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la anemia afecta a mil 620 millones de personas; es decir, al 24.8% de la población mundial.

Aquí en México con base en los datos de la Encuesta Nacional de Salud del 2012, alrededor del 11.6% de las mujeres mexicanas adultas padecen anemia ferropénica y este porcentaje es mayor en las mujeres embarazadas. Según la Asociación de Ginecología en México, más del 30% de las mujeres en su tercer trimestre del embarazo pueden tener este padecimiento.

En entrevista con la Dra. Estefanía Torres, Gerente de Asuntos Médicos en Takeda México, farmacéutica japonesa líder del segmento de gastroenterología y de hierros, menciona el mayor impacto de este padecimiento, así como las medidas de prevención y los tratamientos que podemos encontrar en nuestro país.

Causas de la anemia

En el caso de las mujeres, una de las principales causas es la menstruación, sobretodo en la transición de niñas a adolescentes cuando empiezan la su primer ciclo, pues el sangrado menstrual significa una pérdida de sangre y hierro. “A veces estas jovencitas tienen sangrados menstruales abundantes, y ellas no lo saben porque siempre han menstruado de esa manera y no logran percibir que sea un sangrado anormal. Aquí la recomendación es que acudan con el médico o el ginecólogo porque a veces los temas de salud no lo platican con las mamás,” destaca la Dra. Estefanía.

“Luego viene otra etapa en las mujeres que hoy en día tardan en embarazarse ya que la madre transfiere hierro a su bebé y, conforme avanza el embarazo, mayor es la transferencia. Es por eso que hay mayor prevalencia de anemia ferropénica en las mujeres embarazadas.”

Finalmente está la etapa de la lactancia, donde la mamá transfiere hierro a su bebé al amamantarlo. No es un riesgo mayor, pero sí debemos tener cuidado.

En esta época, también se encuentran las personas que optan por una alimentación vegana que si bien es una preferencia personal, limita su ingesta de nutrientes, incluyendo hierro.

“Hay otra condición que también favorece la deficiencia de hierro y anemia ferropénica que lo identifican los ginecólogos de manera general como sangrado menstrual abundante. En mujeres adultas hay condiciones como la miomatosis uterina que favorece este sangrado y causa una deficiencia de hierro.”

Hasta ahorita hemos mencionado condiciones propias de las mujeres, pero hay otras condiciones que son más universales como es el caso del sangrado por gastritis, cáncer gástrico, de colon, etc.

“Luego viene otra etapa en las mujeres que hoy en día tardan en embarazarse ya que la madre transfiere hierro a su bebé y, conforme avanza el embarazo, mayor es la transferencia. Es por eso que hay mayor prevalencia de anemia ferropénica en las mujeres embarazadas.”

Finalmente está la etapa de la lactancia, donde la mamá transfiere hierro a su bebé al amamantarlo. No es un riesgo mayor, pero sí debemos tener cuidado.

En esta época, también se encuentran las personas que optan por una alimentación vegana que si bien es una preferencia personal, limita su ingesta de nutrientes, incluyendo hierro.

“Hay otra condición que también favorece la deficiencia de hierro y anemia ferropénica que lo identifican los ginecólogos de manera general como sangrado menstrual abundante. En mujeres adultas hay condiciones como la miomatosis uterina que favorece este sangrado y causa una deficiencia de hierro.”

Hasta ahorita hemos mencionado condiciones propias de las mujeres, pero hay otras condiciones que son más universales como es el caso del sangrado por gastritis, cáncer gástrico, de colon, etc.

Conoce los síntomas

Podemos tipificar la anemia por los síntomas que el paciente padece. “Palidez de la piel o síntomas que pueden ser no propios de la anemia como: fatiga, cansancio y dificultad para concentrarse, están más relacionados con la deficiencia de hierro,” agrega la especialista.

“Es interesante porque es una enfermedad que, si la dejamos avanzar, es muy sintomáitca. En este punto en Takeda estamos muy preocupados porque puede pasar como algo muy común; la fatiga y el cansancio son síntomas que podemos normalizar. Y nosotros no queremos que avance la deficiencia de hierro y progrese a una anemia ferropénica con manifestaciones en la piel o uñas quebradizas. Incluso hay pacientes que necesitan comer hielo, otro signo indirecto de una deficiencia de hierro. O pacientes, principalmente niños que les gusta jugar con la tierra y se la empiezan a comer. Suena extraño y chistoso, pero esta condición se llama pica y significa una falta de nutrientes importante.”

Cómo prevenir esta enfermedad

En casos así, la información y la comunicación es lo más importante. “En el caso de las jovencitas, las mamás deberían tener un mejor diálogo con sus hijas en cuanto al número de toallas femeninas que utilizan. Observarlas y no dejarlas tan a la deriva en estos temas es importante. Recomendamos que la madre se acerque a la hija y le pregunte cuántas toallas requiere al día. Con estos datos que obtengan de las primeras menstruaciones, podrían acercarse con el ginecólogo y platicar del tema.”

Las jóvenes y mujeres que han tomado la decisión de una dieta vegana son candidatas a tener una deficiencia de hierro, así que, junto con su médico, deben decidir una suplementación de hierro porque el hierro de los vegetales a veces no son suficiente durante el día.

De igual manera, las mujeres que planeen embarazarse o estén embarazadas pueden prevenir este problema con una suplementación de hierro.

Tratamientos

“Dependiendo de la gravedad y el impacto en la paciente, se da un tratamiento,” destaca la Dra. Estefanía. “Por ejemplo, si una paciente está en su tercer trimestre del embarazo, y su bebé está por nacer, no se le puede suplementar con hierro oral. Lo ideal es darle el hierro vía intravenoso para que al momento del parto, se puedan corregir los niveles de hierro.”

“Si hoy por ejemplo le identifican deficiencia de hierro a una mujer que tiene que operarse mañana, es probable que se pueda reestablecer en 24 horas y dependiendo de la situación, tal vez sea candidata a una transfusión.”

Los escenarios tienen que individualizarse y hoy en día hay tratamientos orales e intravenosa de hierro muy efectivos y seguros para los pacientes. Y en algunos escenarios, hasta críticos, también hay transfusiones.

Diagnóstico oportuno, un punto clave

La anemia no sólo se da en la mujer sana o embarazada, también hay casos de anemia ferropénica en pacientes con enfermedades crónicas como insuficiencia cardíaca. “Desde hace 236 años, en Takeda hemos estado investigando e innovando, compartiendo nuestra información con la comunidad médica para favorecer que ésta aprenda más de la anemia y lo comparta con nosotros. Es por eso que hemos desarrollado Iron Academy, un espacio en un ambiente académico que reúne a varios especialistas par hablar de este tema.”

“En conjunto, hemos llegado a 2 conclusiones: 1. Identificar estos síntomas que hemos mencionado y no verlos como síntomas de estrés o día a día. Hay que ir más a fondo y verificar que no son por deficiencia de hierro. 2. Ampliar nuestros exámenes de laboratorio que nos ayuden a detectar tempranamente la deficiencia de hierro, como es la saturación de transferrina, en complemento con una biometría hemática. Hoy en día mucho utilizamos la biometria hemática y es una herramienta muy valiosa, pero no nos permite detectar la deficiencia de hierro. Es la ferritina la que nos permite saber cómo están nuestras reservas de hierro en el organismo junto con la saturación de transferrina, la que nos da un panorama mucho más amplio sobre el estatus de hierro en nuestro organismo. Entonces hablamos de identificar estos síntomas, identificar estas otras herramientas diagnosticas y finalmente, si el paciente tiene deficiencia de hierro muy tempranamente, es el momento de suplementar con una vía oral. Y si la vía oral no es adecuada para el paciente, entonces utilizamos una vía intravenosa gracias a que hoy en día en México contamos con terapias que pueden ser seguras para ellos.”

Fuente: Eme de mujer

Compartir.

Deje una respuesta