Beber “poquito” también disminuye tu esperanza de vida

0

¿Cuántas veces has escuchado que una copa de vino al día es buena para la salud? Por sus propiedades, seguramente esto es cierto, pero antes de que salgas corriendo de la oficina y grites “por fin es viernes”, queremos contarte que beber (incluso en cantidades pequeñas) puede causar una muerte prematura.

Un estudio hecho por la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis encontró que consumir una o dos copas cuatro o más veces por semana, aumenta el riesgo de muerte prematura en un 20 por ciento, en comparación con beber tres veces a la semana o menos.

“Solía parecer que tomar una o dos bebidas al día no era gran cosa, e incluso algunos estudios sugieren que puede mejorar la salud, pero ahora sabemos que incluso los bebedores diarios más livianos tienen un mayor riesgo de mortalidad”, dijo Sarah M. Hartz, principal autora del estudio publicado en la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research.

Sobre el tema de “la copita de vino diaria” para mejorar la salud cardiovascular, Hartz asegura que los riesgos superan con creces a los posibles beneficios.

El equipo de investigación evaluó el riesgo de padecer un problema cardíaco o cáncer y descubrió que, aunque en algunos casos, el consumo de alcohol puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón, el consumo diario aumenta el riesgo de cáncer y, con esto, el riesgo de mortalidad.

La experta cree que con el avance de la medicina, llegará un momento en que los médicos puedan aconsejar de forma personalizada a los pacientes para que beban una copa si tienen antecedentes de fallas en el corazón y que se abstengan por completo si tienen antecedentes de cáncer.

Fuente: SDP noticias

Compartir.

Deje una respuesta