Vence el América a Puebla 3-2

0

Solo un gol en la agonía del partido y con drama de por medio, como el que marcó Bruno Valdez al 93′, podía robarle los reflectores al árbitro Luis Enrique Santander en el Estadio Cuauhtémoc.
El central paraguayo entró a la cancha por accidente, debido a la expulsión de Edson Álvarez, pero le resolvió el partido al América que se impuso 3-2 al Puebla.
El júbilo de los azulcremas era más que justificable. El Puebla les había empatado pese a sus pocas llegadas. El ingreso de Bruno fue para amarrar el resultado, sin contar con que el defensa cazaría la única pelota que el portero Nicolás Vikonis (figura hasta ese momento) no pudo rechazar con más fuerza.
Solamente así el protagonista del partido sería un futbolista y no Santander.
El árbitro no marcó un penal sobre Henry Martín y sí regaló uno a Cecilio Domínguez, perdonó la amarilla a Edson Álvarez, pero no a Jorge Sánchez en la jugada que La Franja clamaba por la ley de la ventaja.
El silbante vapuleado por aquella Final en la que no marcó un penal en contra de las Chivas, influyó en el resultado en tan solo 10 minutos del partido, en el que Cecilio de penal y Oribe Peralta, así como Cavallini y Daniel Arreola marcarían los primeros tantos.
Eso sí, Santander no fue el único en vivir una noche desafortunada en el Estadio Cuauhtémoc.
Edson Álvarez se salvó de esa primera amarilla, pero luego regaló un par, primero al 56′ al darle una patada en media cancha a Brayan Angulo y al 88′ al meterle un empellón a Vladimir Loroña. Además, se comió la finta de Alejandro Chumacero, quien asistió a Cavallini en el primer gol camotero.
Por los locales toda la defensa desentonó, en particular Anderson Santamaría, quien cometió la falta fuera del área que el silbante concedió como penal, y quien minutos más tarde rechazaría tan mal el esférico que terminaría por asistir a “El Cepillo” Peralta.
El Puebla victimó a Agustín Marchesín en la segunda llegada, un fuerte y angulado cabezazo de Arreola, quien aprovechó el lío americanista tras el choque entre Guido y Matheus Uribe.
El América agobió casi todo el partido a La Franja, que pese a ser local apostó por mantener la igualada en los últimos minutos y que pagó muy caro dicha mezquindad ante un equipo que llegará embalado al Clásico contra Chivas, empatado momentáneamente en el liderato con Cruz Azul.

Compartir.

Deje una respuesta