Si aguantas una flatulencia la podrías eliminar por la boca

0

Al parecer retener un “pedito” podría tener consecuencias desagradables. Por lo menos para el aliento.

Estamos todos de acuerdo que las flatulencias (entre nosotros pedos) es algo totalmente normal y fisiológico. Pero sin embargo algunas personas lo negaran rotundamente. Y ante la pregunta existencial de:

¿Nunca te tiraste un pedo?, responderán siempre que no, o cuando estoy solo.

Si, eres una de esas personas que va libre por el mundo y ante la llegada de un aroma desagradable a tu nariz, silbas bajito, tengo para decirte que una persona puede producir hasta medio litro de gases por día.

Ahora, si eres del otro grupo. Aquellas personas que hacen todo lo posible por contener el aire indeseable, delante de los demás o en lugares públicos, tengo para decirte que podrás sufrir consecuencias desagradables.

Según los expertos, ese gasecito que espera ansioso por salir, al no hacerlo recircula por el cuerpo y busca salida por los lugares menos deseados.

Clare Collins, profesora de nutrición y dietética en la Universidad de Newcastle en Nueva Gales del Sur, Australia, explicar qué son los pedos y qué pasa si los retienes.

Según Collins: “La próxima vez que sienta que un gran volumen de gas intestinal se prepara para hacer lo que hace, intente moverse a un lugar más conveniente. Ya sea que lo haga allí o no, lo mejor para su salud digestiva es simplemente dejarlo ir.

“Una acumulación de gas intestinal puede desencadenar distensión abdominal, con algo de gas reabsorbido en la circulación y exhalado en la respiración.

“Retener demasiado tiempo significa que la acumulación de gases intestinales eventualmente escapará a través de un pedo incontrolable”. (más claro échale agua…)

Según Collins, una persona promedio se tira unos 15 peditos al día. Esta es una necesidad fisiológica ya que necesitamos liberar todo el gas intestinal que se acumula como resultado de la digestión de los alimentos.

Este gas se puede encontrar en todo el tracto digestivo, incluido el estómago, el intestino delgado, el colon y el recto. El gas también se acumula automáticamente como resultado de la ingestión de aire cuando masticamos o hablamos.

La acumulación también puede ser causada por mayor cantidad de bacterias en el intestino y carbohidratos que no han sido digeridos adecuadamente.

Es por ello que no te sientas con culpa. Reeelaaaaajaaateeee y simplemente déjalo ir…..

Fuente: insolitonoticias

Compartir.

Deje una respuesta