En Pocas Palabras

0

Continúan los apagones de CFE en Sonora; y los recibos de cobro “por las nubes”

En Hermosillo es sabido que en cuando aparezcan los primeros nublados empiezan los apagones de electricidad, por lo que hay que estar preparados con velas, reflectores y hasta con teléfonos celulares para alumbrarse. Nos platican qué en el Municipio de Benjamín Hill, la semana pasada no hubo energía eléctrica y ni agua, por lo que usted debe de imaginarse la situación de sus habitantes. Cuando llegaba a registrase un chorrito de agua en una de las llaves, la gente se amontonada haciendo fila para lograr, de perdida, una cubeta para el consumo humano.

Las autoridades, como siempre, ponen miles de pretextos, culpando a las lluvias y a las corrientes eléctricas, que son fenómenos naturales a los cuales la gente no puede culpar. Sin embargo, los gobiernos de los tres niveles tienen la obligación de llevar los servicios públicos básicos (agua, energía eléctrica y drenaje) a sus los habitantes de los municipios, tanto el área rural y urbana. Es muy cómodo echarles la culpa a los rayos, nada falta que culpen a Dios.

Bastante caros cobran los servicios de electricidad la empresa “De prestigio mundial”, Comisión Federal de Electricidad (CFE), como para que no se hagan responsables de tantos apagones en Hermosillo y en otros municipios del estado. Los cortes de energía provocan descomposturas de aparatos eléctricos y electrónicos de los hogares y empresas. La CFE no paga los daños que causan los apagones, me consta por eso la escribo. Pone miles de pretextos para no pagar.

Lo mismo pasa con el servicio de agua potable, que desde el pasado mes de abril empezaron los tandeo en Hermosillo. Por la noche de plano no sale agua de las tuberías y los afortunados, reciben apenas un chorrito. Por eso mucha gente está comprando agua parificada, mermando su economía. A parte de que no hay agua, la mayoría de las familias no confían en que esta sea potable, prefiriendo cuidar la salud que arriesgarse a beber agua de las llaves.

La gente no sabe si pedirle a Dios que llueva o que no llueva, porque las lluvias dejan muchos desastres. Ciudades, como Hermosillo, no están para recibir agua del cielo. El agua es vida, solo hace falta que las autoridades cumplan su parte haciendo de nuestra bella capital un municipio que pueda recibir el agua que Dios no manda del cielo. A ver si las nuevas autoridades de Morena hacen el milagro para que la capital se ponga a la altura de sus habitantes.

 

Da “línea” López Obrador a sus delegados; le pide que no sean fantoches ni prepotentes

 

Me gustó la “línea” que les dio el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, sus delegados federales. Les dijo que no se marearan con el poder que tendrán con el manejo de recursos para programas sociales en todos los estados del país. Les recalcó que el poder es humildad y se debe de ejercer en beneficio de los ciudadanos, que son los que tienen el mandato soberano.

 

López Obrador les señaló a sus 32 representantes estatales y los 264 regionales, NO actuar con prepotencia y fantocherías en el desempeño de sus funciones, porque la prepotencia afectaría el buen curso del próximo gobierno. Deben hacer a un lado vanidades y no caer en protagonismo innecesarios. Órale, parece que los conoce muy bien López Obrador. A como se estaban viendo, se creían gobernadores antes de llegar al poder. Ahora, con poder, ni quién los pare. Aguas, pues.

Sobre aviso no hay engaño, pero del dicho al hecho hay mucho trecho, dice un refrán mexicano. Los delegados deben de trabajar en coordinación con los gobiernos estatales y municipales, para que sean sus habitantes los beneficiados. Con grillas no se llega a ningún lado, ya que se podrían dar los casos de “medir fuerzas” con los gobernadores y alcaldes, pero este no es el plan de López Obrador. Deben de entender los próximos funcionarios federales que no son autoridad. En el caso de Sonora la Gobernadora es Claudia Pavlovich y hay 72 presidentes municipales en la entidad.

 

Busca Gobernadora Claudia Pavlovich tarifas de luz más baja para Sonora

 

Ante los calorones que se sienten en Sonora durante el verano, la Gobernadora Claudia Pavlovich Arellano iniciará una nueva lucha para que las familias sonorenses paguen menos de lo que ya pagan en el recibo de luz. La mandataria dijo que aún cuando ya logró ampliar el subsidio de la preferencial 1F para los 72 municipios, ahora irá por más a fin de que los sonorenses reciban todavía un mejor trato, similar al que se le brinda a Mexicali.

La Gobernadora se reunió con el director General de Comisión Federal de Electricidad (CFE), Jaime Francisco Hernández Martínez, le explicó que en Sonora el uso de aparatos de refrigeración no es un lujo, sino una necesidad, debido a las sensaciones térmicas de hasta 60 grados centígrados, lo que propicia que los costos de recibos sean elevados y represente un verdadero dolor de cabeza para las familias.

Asimismo, solicitó a la CFE el subsidio a la tarifa 1F para la temporada de verano de 2019, y que esta además tenga un mejor trato preferencial, como el que opera en Mexicali, en beneficio permanente a las más de 270 mil familias de los 72 municipios de Sonora.

Anteriormente solo 39 municipios del estado gozaban de la tarifa 1F, pero a partir de 2016 y por gestiones de la Gobernadora Pavlovich ante la federación, se sumaron 33 municipios, con lo cual todos los ciudadanos en la entidad a partir de esa fecha se vieron beneficiados con el subsidio al costo de la energía eléctrica.

Hasta aquí los comentarios de hoy, regreso mañana, con el favor de Dios. Recuerden: Dios nos regala 24 horas al día y nosotros decidimos qué hacer con ellas…No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

Compartir.

Deje una respuesta