Frustrado asaltante operaba maquinaria pesada

0

Se llamaba Gibrán Alejandro, tenía 31 años, sus amigos y otras personas lo conocían con el apodo de “El Zama”.

En redes sociales destacaba su amor  por los perros, autos  y los caballos, además de la vida campirana y por Mazatán, su pueblo natal.

El hombre que se dedicaba a ser operador de maquinaria pesada, también resaltaba su gusto por la música de El Komander, La Trakalosa de Monterrey y Calibre 50.

Por causas que se desconocen, ayer llegó a una sucursal de Banorte, situada en la plaza comercial denominada Patio, donde intentó cometer un robo con violencia pero algo falló y la situación empeoró.

Gibrán Alejandro fue sorprendido por agentes policiacos en el interior del banco y presa de la desesperación mantuvo como rehenes a las empleadas, colocando a una de ellas un arma blanca en el cuello.

Tras tres horas de gran tensión, “El Zama” accedió a abrir las puertas de la institución bancaria y poner a salvo a las mujeres, y en ese momento recibió tres impactos de bala por parte de los agentes.

El hombre que durante el trance hizo saber que deseaba una pistola, al parecer para suicidarse, finalmente murió pero en el hospital donde lo atendían de las tres lesiones que le ocasionaron los uniformados.

Compartir.

Deje una respuesta