Dictan de nuevo formal prisión a Guillermo Padrés

0

Una juez federal con sede en Toluca volvió a dictar la formal prisión a Guillermo Padrés por lavado de dinero y, aunque lo libró de delincuencia organizada, al mismo tiempo abrió la posibilidad a la Procuraduría General de la República (PGR) de acusarlo otra vez por ese delito.
Guillermina Matías Garduño, Juez Cuarto de Distrito en Procesos Penales Federales del Estado de México, dictó la libertad al ex Gobernador de Sonora por delincuencia organizada, el único ilícito que le han imputado con prisión preventiva de oficio, informaron fuentes judiciales.
El fallo lo emitió en cumplimiento a una sentencia de amparo, pero a diferencia de dos ocasiones anteriores en las que dictó la libertad con efectos de sobreseimiento, es decir, cancelando el delito, esta vez la juez lo hizo “con reservas de ley”.
Como consecuencia, la PGR ahora tiene la posibilidad de reunir más elementos de prueba contra Padrés para, eventualmente, volver a solicitar su aprehensión por ese delito.
Según los antecedentes del caso, en dos ocasiones previas en las que ha debido cumplir con una sentencia de amparo, la juez Matías dictó la libertad al ex mandatario por delincuencia organizada, con efectos de sobreseimiento.
En agosto de 2017, le dictó en los mismos términos la libertad por ese ilícito a Mario Ramón Olivarría Mendoza, presunto cómplice de Padrés, y en este caso la determinación quedó firme porque no fue impugnada por la PGR.
Esta vez Matías también dictó la formal prisión a Padrés por lavado de dinero, pero ya no por la cantidad de 11 millones 836 mil 895 pesos, sino por 11 millones 186 mil 895 pesos.
La juzgadora recortó 650 mil pesos a la imputación porque llegó a la conclusión de que Padrés recibió y transfirió esa cantidad desde antes de que fuera Gobernador y, en consecuencia, el dinero no tenía su origen en los sobornos que le acusa la PGR.
La imputación original dice que esos 650 mil pesos, como el resto de la suma millonaria, habrían sido “moches” del empresario Mario Humberto Aguirre Ibarra por los contratos que le otorgó Padrés para proveer uniformes escolares por mil 160 millones 892 mil 62 pesos.
La formal prisión por lavado y la libertad con reservas de ley por delincuencia organizada dictadas por la juez Matías aún no están firmes porque un juez de amparo revisará si se apega o no a la sentencia de amparo que un tribunal colegiado concedió al ex Gobernador.
Éste no es el único proceso que Padrés tiene en curso, pues en la última semana de mayo el Segundo Tribunal Unitario Penal en la Ciudad de México ordenó reabrir el juicio que ya había librado por una presunta defraudación fiscal de 8.8 millones de dólares.
El sonorense continuará en el Reclusorio Oriente de esta capital, a donde ingresó el 10 de noviembre de 2016.

Compartir.

Deje una respuesta