Fallece el pediatra Norberto Sotelo Cruz

0

El facultativo, quien se inclinó por la docencia y la investigación, era un hombre con gran vocación de servicio y preocupado por el bienestar de la sociedad

El médico pediatra, Norberto Sotelo Cruz, falleció este jueves luego de una enfermedad terminal, sin embargo, deja el legado como docente atento, investigador acucioso, filántropo total; un hombre cálido y atento a todo, ocupado siempre y preocupado por el bienestar de la sociedad.

Con más de 35 años como médico pediatra en el Hospital Infantil de Estado de Sonora, del que fue director, y como profesor e investigador de la Universidad de Sonora, donde fue miembro de la Junta Universitaria y jefe del Departamento de Medicina y Ciencias de la Salud, la trayectoria de Sotelo Cruz se puede definir en una sola palabra: excelencia, y su calidad humana fue siempre el rasgo fundamental de su vida profesional y cotidiana, su moneda de cambio.

Oriundo de Cumpas, Sonora, Norberto Sotelo fue el mayor de siete hermanos; se tituló como médico por la UNAM en 1974, y como pediatra en 1978, avalado por el Hospital Infantil de México. El ser una persona íntegra e integral le hizo ganar el cariño de la sociedad sonorense y el respeto de la comunidad médica.

Sin embargo, confesó alguna vez, su más grande éxito fue su familia: su esposa Ana Leticia, con quien casó en 1975, y sus hijos, quienes no siguieron sus pasos profesionales, pero cada uno en su área lo llenó de orgullo: Demetrio, Anna Bolena, Luis Adrián y Bruno.

Entre otros muchos galardones, cabe mencionar que Sotelo Cruz recibió en 2008, de manos del presidente Felipe Calderón Hinojosa, el Reconocimiento Nacional al Desempeño Médico; igualmente, se hizo acreedor del Premio Mario A. Torroella al Mérito Académico 2009, entregado por la Academia Mexicana de Pediatría (AMP) y fue miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) Nivel 1.

Fue integrante de la Academia Nacional de Medicina, del Colegio de Cirugías y de la Academia Mexicana de Pediatría, así como presidente de la Asociación Mexicana de Revistas Biomédicas, A.C. (Amerbac); fundador y editor durante 27 años del Boletín Clínico del Hospital Infantil, una revista que pertenece al catálogo de la Universidad de Sonora, y en la cual continuó como revisor hasta sus últimos días.

También fue presidente del Colegio de Pediatras de Hermosillo e integrante de diversas asociaciones civiles cuyo propósito es ayudar a los infantes que sufren diferentes enfermedades.

Impulsor del trabajo editorial entre los médicos, a quienes invitaba a que hicieran investigación clínica y que publicaran más, Sotelo Cruz fue autor de más de 200 artículos sobre diversos temas, la mayoría relacionados con medicina interna pediátrica.

En una entrevista realizada por un diario local, señaló que “lo más importante es el estudio y el trabajo, para que le regresen a la comunidad todo lo que se invierte en nosotros”, refiriéndose a los estudiantes de Medicina y a los médicos mismos.

Compartir.

Deje una respuesta