Científicos colombianos desarrollan un robot para ayudar a prevenir suicidios

0

Se llama Mary y es un sistema de telemedicina que de forma ágil y rápida, a través del diálogo con los pacientes, puede identificar síntomas de ansiedad o depresión.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el 4% de la población global vive con depresión, y en 2015, aproximadamente 322 millones de personas sufrieron desordenes depresivos. En Colombia, solo entre enero y octubre del año pasado, se reportaron 1.944 suicidios y parte de esa cifra se debe a evaluaciones erróneas.

Por eso, dos científicos de la Universidad Simón Bolívar, de Barranquilla (Colombia), decidieron desarrollar un robot que ayude a prevenir el desenlace de una enfermedad que suele tener síntomas difíciles de diagnosticar. “Si vas a una consulta médica por esos síntomas físicos, se pueden relacionar con varios tipos de enfermedades”, explicó a Infobae el doctor Isaac Kuzmar, magíster en Biotecnología y Biomedicina, y Ph.D. en Ciencias de la Salud.

“Pero si se hace un análisis más profundo también puede tener su raíz en trastornos mentales como la depresión o ansiedad, que están infradiagnosticadas”, añade el científico. La depresión se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés y placer, sentimientos de culpa, falta de autoestima, trastornos de sueño y apetito y falta de concentración. Pero estos síntomas pueden desencadenar otro tipo de dolencias como cansancio excesivo, molestias corporales, malestar estomacal, temblores, cefalea, gripe frecuente y hasta dermatitis atópica.

Una conversación simple

El robot que desarrolló Kuzmar se llama Mary, el cual, según sus creadores, “es un sistema de telemedicina que de forma ágil y rápida pueda dar una impresión diagnóstica a pacientes con propensión a la ansiedad o a la depresión”. Pero, además, puede sugerir tratamientos a los médicos para tratar esos trastornos en cada persona. “Con un diagnóstico oportuno se puede evitar que la enfermedad se agrave y termine en desenlaces fatales como el suicidio”, afirma Kuzmar.

El robot, que de acuerdo a sus creadores, fue desarrollado con algoritmos de Google e IBM (además de los propios) para establecer una conversación simple con el paciente. Mary le pregunta sobre su día, el clima o alguna película. Luego analiza las respuestas y las guarda en su sistema. “Así genera empatía y confianza con el paciente, mientras detecta palabras que luego ayudan a decidir el tipo de preguntas con las cuales continuar”, explica Kuzmar.

Después, en base a las respuestas, decide si aplicar o no un test psicológico basado en la Escala de Ansiedad y Depresión de Goldbert, una prueba certificada científicamente que contiene dos interrogatorios de nueve preguntas cerradas cada uno; el primero detecta ansiedad y el segundo depresión.

Finalmente, Mary analiza estos dos factores: las respuestas de la conversación y la escala del test para determinar en pocos minutos si el paciente es propenso a la ansiedad o a la depresión. La sensibilidad del robo superior al 82%, de acuerdo a los desarrolladores.

Sin embargo, esto no es suficiente y la data debe ser revisada por un especialista. “Un diagnóstico solo lo puede dar un profesional con licencia médica, entonces Mary no diagnostica”, aclara Kuzmar. “Pero es capaz de sugerir una evaluación. Asimismo, sugiere tratamientos y hasta el especialista al que debe ser remitido el paciente, usando bases de datos disponibles en los diferentes buscadores”, añade.

Los siguientes pasos

Aunque hasta el momento la idea ha funcionado según lo esperado, los científicos colombianos no se están quedando de brazos cruzados y quieren hacer mejoras Mary. “Los algoritmos utilizados se pueden modificar para ampliar su espectro de aplicación. De esa forma, su implementación a corto plazo también puede servir para detectar señales de bullying escolar, aprovechando el diseño de su interfaz como un videojuego”, concluye el ingeniero Villareal, encargado de la creación del software.

Además, planean hacerla más real con la ayuda de piel sintética y un rostro sensible. El objetivo es que Mary genere cercanía y comodidad. La idea es que pueda acompañar consultas de medicina general que ayuden al profesional de la salud a identificar una sospecha de ansiedad o depresión.

Colombia está experimentando un positivo interes en la ciencia. Durante la reciente elección fue un tema central en el debate político y la nación cafetera está desarrollando ambiciosos planes.

Fuente: elespectador

Compartir.

Deje una respuesta