Rusia arranca con el pie derecho goleando a Arabia Saudita

0

Al término del evento de inauguración del Mundial, que incluyó la participación del británico Robbie Williams, comenzó propiamente la Copa del Mundo con el partido entre el anfitrión y Arabia Saudita.

Los rusos, si bien se encuentran emocionados por el torneo, no tenían grandes expectativas respecto a su selección, tras perder sus últimos siete partidos oficiales, sin embargo, las sensaciones podrían cambiar después de su contundente debut.

El 11 inicial de la selección europea estuvo compuesto por Akinfeev; Fernandes, Kutepov, Ignasevich, Zhirkov; Gazinskiy, Zobnin, Samedov, Golovin, Dzagoev; y Smolov.

Mientras tanto, Arabia Saudita debutó en el torneo con Al-Maiouf, Alburayk, Osama Hawsawi, Omar Hawsawi, Al-Shahrani; Otayf, Al-Dawsari, Al-Faraj, Al-Jassam, Al-Shehri; y Al-Sahlawi.

El juego empezó ida y vuelta, con los rusos teniendo ideas más claras y directas al frente, mientras los árabes trataban de llegar al área a través de toques de balón.

Después de algunos avisos en el área de Arabia Saudita, Rusia marcó el primer gol del Mundial al minuto 11. Los locales abrieron el marcador conducto de un potente cabezazo de Iury Gazinskiy en jugada a balón parado.

El gol no afectó la tónica del partido y ambos equipos mantuvieron su estilo de juego. Los rusos directos, los árabes con la posesión de la pelota.

Al minuto 20, Arabia Saudita tuvo su primera llegada clara. Luego de salir con balón controlado, los visitantes encontraron espacios en la zaga de Rusia y mandaron un peligroso centro al área. El remate pasó a centímetros del arco defendido por Akinfeev, gracias al desvío de un defensor.

Lamentablemente, al minuto 24 se produjo el primer cambio del encuentro, producto de una lesión. Alan Dzagoev, uno de los mejores futbolistas de la selección anfitriona, tuvo que dejar su lugar en el campo a Denis Cheryshev.

Al minuto 42, Rusia marcó el segundo gol gracias a una gran jugada al interior del área, cortesía del hombre que entró de cambio. Cheryshev enganchó con un gran recurso para quitarse a dos defensores y después fulminó al portero árabe con un potente disparo al ángulo.

La segunda mitad empezó con los rusos cediendo la iniciativa del balón, esperando atrás a sus rivales y atacando a través de contragolpes.

Arabia Saudita tuvo una oportunidad clara al minuto 55, cuando después de varios toques filtraron un balón al área, sin embargo, quedó un poco largo y el atacante no logró cerrar la pinza.

Rusia siguió llegando con peligro al área rival y al 71′ lograron ampliar la ventaja con otro potente cabezazo. Artem Dzyuba, quien entró de cambio, aprovechó un gran centro de Golovin para mandar el balón al fondo de la portería, dejando sin oportunidad al guardameta árabe.

Para cerrar el encuentro, Rusia marcó dos golazos. En tiempo de compensación, Cheryshev golpeó un balón con tres dedos afuera del área para colocarlo en el ángulo.

Unos cuantos minutos después, Golovin consiguió el quinto y último gol del partido con un gran cobro de tiro libre.

Fuente: Lopez Doriga

Compartir.

Deje una respuesta