Una gran cantidad de ropa, relojes de pulso y hasta un perro se convirtieron el pasado martes en botín de ladrones que burlaron la seguridad de una vivienda del fraccionamiento Villas del Mediterráneo.

El hurto se cometió en un inmueble ubicado en la calle Villa Libanés, que se localiza en un concepto de cerrada.

Eran las 19:40 horas aproximadamente, cuando José Enrique llegó a su hogar y se percató que la puerta principal estaba abierta y dañada.

Al ingresar a la casa se percató que un perro de siete meses de edad no se  encontraba y luego inspeccionó las habitaciones.

Durante la revisión descubrió que se llevaron dos relojes de la marca Fossil y una maleta conteniendo una gran cantidad de prendas de vestir.

El perjudicado notificó lo sucedido al 911 y agentes de la Policía Municipal acudieron a su domicilio.

Los policías plasmaron en el informe homologado la narración de José Enrique y lo exhortaron para que interponga denuncia ante la autoridad correspondiente.

Compartir.

Deje una respuesta