¡Es primavera! Los beneficios de ejercitarse en áreas verdes

0

Si eres Instructor de clases grupales o entrenador personal, te recomiendo que tomes en cuenta lo que escribo abajo.

Es súper motivador para tus alumnos y clientes el tener sesiones en espacios verdes, luego de pasar toda la semana entre cuatro paredes.

Correr por el bosque, andar en bicicleta por el parque de tu colonia, caminar junto a un río, son algunas de las actividades que se pueden hacer en grupo.

Para la mayoría de las personas, el “ejercicio en áreas verdes”, intencionalmente ser físicamente activo en un ambiente natural, se siente bien y una investigación confirma sus beneficios de manera creciente.

A continuación, les muestro los últimos hallazgos sobre por qué se desea incorporar el ejercicio ecológico en los programas de capacitación, e incluso se sugieren prácticas específicas basadas en la naturaleza para la reducción del estrés y el bienestar general.

Definiendo el ejercicio en áreas verdes

El ejercicio en áreas verdes se le llama a cualquier forma de actividad física que se lleva a cabo en espacios verdes urbanos, tales como parques de la ciudad y campos mantenidos por personas o en espacios verdes naturales con un mínimo de mantenimiento humano.

Si bien la definición abarca cualquier actividad física en estos entornos, la mayoría de los estudios realizados hasta ahora han examinado caminar, correr y andar en bicicleta (aunque algunos han incluido la jardinería, la pesca, la equitación y otros).

Por lo general, los sujetos del estudio no han realizado ninguna evaluación, pero algunas investigaciones incluyen deportistas regulares y atletas competitivos.

Lo que dicen las investigaciones

Los hallazgos del estudio sobre el ejercicio ecológico hablan en voz alta: las ventajas de hacer ejercicio en entornos naturales y saludables van más allá de los beneficios de hacer ejercicio en lugares interiores sintéticos.

El ejercicio ecológico brinda recompensas físicas, mentales e incluso espirituales. Además, tiene efectos positivos en la salud, el bienestar y el rendimiento deportivo.

Ser activo en la naturaleza tiene muchas ventajas, en comparación con hacer la misma actividad dentro o en las calles de la ciudad, entre ellas se encuentran:

Más alivio del estrés.

Pensamiento más claro.

Atención y concentración mejoradas.

Estado de ánimo mejorado y más felicidad.

Menos ansiedad.

Mayor confianza en uno mismo.

Más vitalidad.

Más sensaciones de estar renovado.

Sensaciones de dolor reducidas.

Menos fatiga por la misma cantidad de trabajo físico.

Cantidad y calidad mejoradas del sueño nocturno.

Conciencia plena o conciencia del momento presente.

Para el rendimiento deportivo, los estudios han identificado las siguientes ventajas cuando los atletas entrenan y compiten en espacios verdes:

Rendimiento mejorado.

Mayor satisfacción.

Menos esfuerzo percibido cuando se ejecuta al aire libre en comparación con correr en una corredora.

Menos tensión, confusión, enojo y depresión.

Más sentimientos de renovación, restauración y revitalización.

Mejor humor.

Mejor “flujo óptico”, una señal para evaluar la fatiga y el esfuerzo, lo que hace que los atletas trabajen más de lo que fisiológicamente perciben que están trabajando.

En un estudio realizado en Estados Unidos, los investigadores examinaron las actuaciones de 128 atletas de pista y campo en cuatro áreas verdes diferentes.

El análisis de datos mostró lo siguiente: la mayoría de los atletas lograron sus mejores actuaciones en los sitios más ecológicos.

Estos atletas se auto seleccionaron para la inclusión del estudio, por lo que los resultados no se pueden generalizar.

Se necesita más investigación sobre el papel del paisajismo y el medio ambiente en el rendimiento de pista y campo.

Mike Rogerson, PhD, investigador en el Centro de Deportes y Ciencias del Ejercicio en la Universidad de Essex en Colchester, Inglaterra, y autor de varios estudios sobre ejercitarse en áreas verdes o ecológicas, sugiere que “la combinación de manipulaciones ambientales con datos de fisiología y rendimiento puede ofrecer nuevas posibilidades para entrenadores para diseñar mejor las sesiones de entrenamiento y los programas para un impacto fisiológico y psicológico óptimo”.

Mecanismos subyacentes

Los investigadores teorizan acerca de por qué el ejercicio en áreas verdes ofrecen muchos beneficios para la salud, como aumentar la auto curación del cuerpo a través del sistema inmunológico, proporcionar al cerebro descanso esencial de la técnica y la sobreestimulación; además de afectar nuestra psicología y fisiología a través de nuestra afinidad innata por el color verde, razones exactas aún están por determinarse.

La teoría de que la exposición a la naturaleza es benéfica para las personas se ve reforzada por estudios que muestran que ver videos de escenas de la naturaleza, tener plantas interiores o flores, ver la naturaleza a través de la ventana de la habitación del hospital o simplemente tener paredes verdes, ayuda a nuestra salud.

Por ejemplo, cuando 14 ciclistas de interior (salas de indoorcycling) fueron expuestos a un vídeo gris, verde o acromático de un curso de ciclismo, los investigadores de la Universidad de Essex encontraron que los participantes tenían menor alteración del estado de ánimo y menor calificación de esfuerzo en comparación al percibido mientras observaban el video de un área verde natural.

Los autores del estudio señalaron que sus hallazgos apuntaban a posibles mecanismos cognitivos subyacentes a los beneficios del ejercicio verde.

Otros aspectos positivos del ejercicio afuera incluyen la estimulación sensorial, que despierta la conciencia del momento presente; desafío físico y la confianza en sí mismo obtenida de los logros; un sentido del juego; y sentimientos de conexión con la naturaleza y con la familia, amigos y mascotas con quienes compartimos el tiempo al aire libre.

Limitaciones de investigación

Cualquier esfuerzo por estudiar los efectos de la actividad física en los espacios verdes debe tener en cuenta otras posibles influencias en los resultados de la investigación.

Algunos argumentan que los beneficios del ejercicio ecológico se deben simplemente a la actividad física, pero los investigadores han realizado análisis que aún encuentran ventajas después de controlar el nivel y el tipo de actividad.

Otros investigadores sugieren que, al igual que la música, la naturaleza es una forma de distraer positivamente a los participantes mientras hacen ejercicio.

Los invito que se organicen por lo menos una vez al mes, una salida a un parque, bosque o área verde para dar clase o entrenar a sus alumnos, ya sea una rodada en bicicleta de montaña, una clase de boot camp en el parque, yoga frente a la playa; o si das clases de aquaerobics, en algún balneario.

Fuente: Lopez Doriga

Compartir.

Deje una respuesta