3 remedios caseros para los dientes sensibles

0

Amas el helado, pero el solo hecho de pensar en el intenso dolor de dientes que te provoca comerlo, optas por quedarte con el antojo. ¿La razón? Tienes dientes sensibles.

La causa de los dientes sensibles es el desgaste del esmalte dental (por diversos factores) y, por ello, es más fácil que la sensación de frío o calor llegue hasta las capas del diente que tienen nervios y vasos sanguíneos, generando hípersensibilidad y malestar.

La buena noticia es que puedes ponerle freno a la sensibilidad dental y consumir bebidas o alimentos sin importar si son calientes o fríos… ¿Cómo? Con estos 3 remedios caseros. ¡Ponlos a prueba!

Remedio 1

En un refractario vierte media cucharada de bicarbonato de sodio , una taza de agua y revuelve. Haz gárgaras con la mezcla, mínimo tres veces al día.

Remedio 2

Tritura un ajo, vacía en un molde y mezcla con una cucharada de agua y media cucharada de sal de mar. Aplica sobre tus dientes, deja actuar 10 minutos y enjuaga con agua.

Remedio 3

Vierte una cucharada de pimienta cayena en un vaso de agua y revuelve. Haz gárgaras con la fórmula al menos tres veces al día.

Sin importar cuál sea el remedio que elijas, úsalo diario durante un mes y podrás comer lo que quieras sin el mínimo dolor de dientes. ¡Garantizado!

Fuente: Salud180.

Compartir.

Deje una respuesta