Saquean ladrones la Valle del Portal

0

L. Peralta

Los vecinos están a merced de los delincuentes que hasta la barda tumbaron para quitar el concepto de cerrada

Una barda adornada con grafitis es con la que recibe la colonia Valle del Portal a visitantes y sus residentes, quienes adquirieron viviendas en lo que parecía una zona segura al contar incluso con una caseta de vigilancia.

Sin embargo, con el paso de los años sus calles, señalamientos y parques se han ido deteriorando sin poderlos “levantar” como estaban antes cuando parecía un lugar prometedor para criar a menores en un ambiente tranquilo sumando a este pesar lo que alguna fue un gimnasio del Gobierno Municipal el cual alberga a presuntos delincuentes según informes de los vecinos.

En recorrido por este fraccionamiento se aprecia que los amantes de lo ajeno han convertido en víctimas a los vecinos al llevarse señalamientos, nomenclaturas y hasta las bancas del parque dejando únicamente los postes.

“Así se han llevado, por partes, los letreros, sobre todo en las noches y algunos hasta se han llevado las rejas de ventanas de casas solas principalmente las que no cuentan con bardas”, señaló vecino quien prefirió omitir su nombre para evitar ser reconocido.

Por la inseguridad que señalan las familias, quien en su mayoría tienen hijos menores de edad, en cada casa se puede ver entre dos y cuatro perros para cuidar sus propiedades y alejar a los malhechores que rondan por las calles al ya no ser una colonia cerrada debido a que los mismos “malandros” se encargaron de derribar una de las bardas conectando la zona con la colonia Solidaridad.

Si bien en un principio el lugar contaba con una caseta de vigilancia hoy es un una estructura abandonada dejando ver en su interior residuos de focos, vidrios y hojarascas además de los grafitis en tinta negra.

“Ya tiene mucho tiempo que dejamos de contratar guardias de seguridad y después los “malandrines” tumbaron la barda del fraccionamiento y pues ya no convenía porque de todas maneras siguen teniendo entrada libre por atrás”, comentó uno de los vecinos que vive frente al parque.

 

Piden mantenimiento a servicios básicos

 

Entre la larga lista de deficiencias que tienen los moradores además de la inseguridad destaca la falta de alumbrado público lo cual hace más fácil el tránsito de los amantes de lo ajeno aunque cada casa cuenta con perros guardianes no dejan de lado su preocupación debido a que se han registrado robos y casas invadidas que, aunque son familias las que han llegado no dejan de ser preocupante para quienes adquirieron su vivienda de manera legal.

Además en este fraccionamiento se aprecian fugas de agua en distintos puntos las cuales ya han sido reportadas pero sin lograr éxito en las repuestas por parte de la instancia correspondiente sumando a esto baches por no haber recibido mantenimiento en sus calles así como banquetas quebradas y falta de fumigación contra el mosco transmisor de dengue y para prevenir la ricketssia por la gran cantidad de perros que aquí habitan.

 

Inmueble es punto de reunión de “malandrines”

 

Por otra parte también consideran una total preocupación un inmueble que se encuentra en completo abandono y que ha sido vandalizado desde hace casi dos años el cual de acuerdo a declaraciones de testigos este pertenece al Ayuntamiento de Hermosillo y en un tiempo fue un gimnasio que funcionó por poco tiempo para después ser destruido en su totalidad.

“Aquí fuimos testigos de cómo se robaron los muebles del baño y hasta el piso, en ese lugar se junta mucho “malandro” y eso nos tiene con pendiente porque queda a un lado de nuestras casas”, señaló una madre de familia.

“Ellos mismos tiraron la barda que nos protegía un poco de robos que se han registrado aquí en Valle del Portal”, agregó la fémina, quien aseguró que ha llamado al teléfono de emergencia para pedir más rondines.

Al entrar al lugar abandonado que se encuentra en los límites de Valle del Portal y la colonia Solidaridad se pueden apreciar varias carteras, bolsas y mochilas saqueadas, así como espejos quebrados mismos que al parecer son los que estaban instalados en las paredes de este supuesto gimnasio, sumando fragmentos de piso así como la falta de lavamanos y retretes.

 

 

 

Compartir.

Deje una respuesta