Científicos del IPN crean un fármaco a partir de células de sangre humana para ayudar a combatir el cáncer en niños

0

Científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) de México administran a niños con cáncer un innovador medicamento que se obtiene a partir de células de sangre humana y que contribuye de manera significativa a paliar los efectos adversos durante los ciclos de quimioterapia.

Se trata de Transferon o Factor de Transferencia, un fármaco capaz de reactivar el sistema inmunológico, afectado por la quimioterapia, ayudando a los menores a que el tratamiento se vuelva menos agresivo para el cuerpo humano.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México hay más de 5 mil nuevos casos de cáncer al año en menores de cero a 18 años, los cuales cobran unas 2 mil vidas anuales.

“El paciente que utilice Transferon va a poder sobrellevar el tratamiento a base de químicos, debido a que el medicamento tiene un efecto sobre el sistema inmune haciendo que éste se estimule y, como consecuencia, tenga una mayor actividad sobre las células tumorales”, dijo a Xinhua la doctora Sonia Mayra Pérez Tapia, coordinadora general del Proyecto Factor de Transferencia.

Con motivo del Día Internacional del Cáncer Infantil, que se celebra el 15 de febrero, la especialista en inmunología explicó que para poder administrar el medicamento es necesario analizar los reportes clínicos de cada paciente, ya que la dosificación depende de las etapas de la enfermedad.

Asimismo, la doctora aclaró que Transferon no ataca el cáncer, lo que hace es estimular la respuesta inmune del individuo para que ésta se fortalezca y así poder luchar contra este padecimiento.

La experta mencionó que otra dificultad a la que se enfrentan los niños con cáncer es la neutropenia por quimioterapia, una condición anormal de la sangre que puede predisponer al cuerpo humano a contraer infecciones.

“La neutropenia es una consecuencia de la quimioterapia, misma que ataca las células que están en franca replicación como las células tumorales”, refirió.

Sin embargo, como la quimioterapia no es específica a la célula tumoral, afecta a la médula ósea y lo que hace Transferon es estimular a estas células a que vuelvan a dar neutrófilos (glóbulos blancos) y estos se recuperen de forma paulatina.

“Al administrar el factor de transferencia, éste hace que sus leucocitos circulantes se recuperen más rápido, teniendo una mejor respuesta inmune”, explicó Pérez Tapia.

“Somos los únicos a nivel mundial que tenemos un registro como medicamento, por lo cual tener calidad, seguridad y eficacia, es lo que distingue al factor de transferencia en México en comparación con otros países”, destacó.

Sin duda, agregó la doctora, Transferon es un producto muy amigable con muy pocos eventos adversos, es un inmunomodulador accesible en México en cuanto al costo que oscila entre los 300 y 350 pesos por dosis (unos 20 dólares) y es seguro, debido a que está autorizado por la Secretaría de Salud en el país latinoamericano.

CANCER, PRIMERA CAUSA DE MUERTE EN NIÑOS

En el mundo se incrementa cada día la incidencia de cáncer en edad pediátrica, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En México, la tasa de mortalidad es de casi 5.3 por cada 100 mil habitantes, y en adolescentes la cifra se eleva a 8.5. En estos últimos, se presenta abandono del tratamiento, entre cinco y hasta 50 por ciento de los casos; si así ocurre, el chico fallecerá.

Las tres principales neoplasias en pediatría son leucemias (que representan la mitad de los casos), linfomas y tumores del sistema nervioso central.

De acuerdo con expertos, el cáncer infantil es curable si se detecta a tiempo. La acción oportuna y referencia temporal son claves, junto con la mejora de la terapia de soporte y de la educación de los médicos.

En México, la sobrevida global, es decir, cuando los niños se curan en cinco años, es de apenas del 50 por ciento; pero podría aumentar hasta 80 por ciento, como ocurre en naciones avanzadas.

Por ello, cuando un niño no juega, está cansado, pálido o presenta sangrados no relacionados con golpes, pérdida de peso, incremento de volumen en hígado o vaso, registra fiebre que no cede con nada son señales de alerta y hay que acudir de inmediato al pediatra.

Fuente: Sin embargo

Compartir.

Deje una respuesta