Incursiona en la comedia Fernanda Castillo

0

Es una de las actrices más buscada por productores de cine y series. De hecho, Mónica Robles, rol que Fernanda Castillo hizo en los últimos cinco años en la emisión “El señor de los cielos”, ha sentado precedentes al ser de los más buscados por el público latino, al mostrar a una mujer fuerte, aguerrida y empoderada que sobresale en un mundo de hombres.

Sin embargo, la hoy protagonista de la cinta “Una mujer sin filtro”, historia con la que la actriz sonorense debuta en la comedia, aseguró que no siempre fue así y que incluso hubo momentos que sentía que le estaban haciendo un favor por incluirla en los elencos.

“Durante muchos años fui una mujer que sentí que no se me valoraba en esta carrera, todo el tiempo iba con la cabeza baja pensando: ‘bueno si hago este personaje es porque me están haciendo el favor’, todo el tiempo me sentía así”, confesó.

Y fue este sentimiento que le hizo entender perfectamente a su personaje en esta cinta, una mujer que a todos les dice que sí aún sobre su bienestar, hasta que con ayuda de un chamán aprende a expresar sus sentimientos.

“Entendí muy bien esta frustración, porque además no la siento como tal, en ningún momento pensé que estaba siendo sumisa, más bien me agradaba ser aceptada.
“Mientras no digas no, mientras a todo digas que sí y que no expreses lo que piensas porque los demás se van a enojar, todo está bien.

“Nos han enseñado a tener filtros todo el tiempo, desde niños: Hay que caer bien, sonreír y quedar bien con nuestros jefes, en el trabajo, en la vida. Si quieres que te quieran hay que quedarse callado, eso nos han dicho, aunque claro, no propiamente con esas palabras.

“Asumir que es decisión de nosotros salirnos de ese lugar y decir lo que pensamos y tener la valentía de luchar por lo que creemos y expresarnos es muy difícil, en cualquier país de este mundo romper con eso es tremendo”, compartió.

 

Sus luchas

La actriz confesó que tuvo que aprender a luchar por lo que creía, aunque eso también tiene sus consecuencias. “Fueron muchos años de creer que no merecía más y la verdad tampoco es algo que te puedas dar cuenta solo, a veces la vida te regala oportunidades donde te sientes más valorada. Así entendí que tenía que expresarme más, defenderme más, que no me estaban haciendo el favor de trabajar y de estar en lo que más me gusta y apasiona.

“No puedo decir que fue en un momento en particular, pero tengo claro que eso se fue dando con los años y con la vida”, dijo.

“Ahora me siento más plena y soy más hocicona, ese es el problema, sin embargo, no lo cambio por nada, pero sin duda me costó trabajo”, aseguró.

Castillo recordó que siempre la encasillaron como la “mejor amiga de” y que fue muy difícil que la vieran en otro tipo de roles.

“En los últimos años mi carrera ha crecido muchísimo, pero puedo decir que hace 10 años no se me daban las oportunidades que sentía que podía hacer algo con ellas. No se lograban ya sea por un estereotipo físico, me decían que no podía hacer cine porque era demasiado alta y no rubia, y que no podía hacer tal papel porque era más de teatro o televisión.

Estaba etiquetada de alguna manera”, recordó. Sin embargo, la situación cambió radicalmente y ahora se encuentra realizando roles en donde la mujer adquiere un valor que antes no tenía y eso es algo que la actriz no puede dejar de impulsar.

“Va a ser muy difícil que de repente me den roles de sumisa y la verdad no sé qué tan interesantes sean para crearlos y más cuando tengo una red de mujeres que me siguen justo porque quieren empoderarse y porque quieren sentir que son libres. Creo que tengo que elegir proyectos que sigan empujando desde otros lugares a estas mujeres, eso es lo que esperan de mí y es realmente lo que quiero hacer”, expresó. “Durante mucho tiempo fui una mujer con mucho filtro y me lo he quitado con los años y ahora ya no tengo ninguna sombra encima, es así como quiero seguir.

Aunque me queda claro que lo ideal es encontrar el punto justo donde se viva con los filtros necesarios para convivir, pero respetándonos a nosotros mismos, no tratar de llenar las expectativas de los demás, sino las propias”, ahondó.

 

Estrenos en puerta

Actualmente la actriz espera el estreno de varios proyectos. Uno es la serie “Enemigo íntimo” en el que no se aleja del tema del narcotráfico.

La historia gira en torno a la hija de un famoso capo que se enamora de su enemigo. Con esta trama la actriz tendrá la oportunidad de seguir recreando a una mujer aguerrida.

También la veremos en una cinta de comedia en la que comparte créditos con Mauricio Ochmann. Además de la cinta “Pequeño gran hombre” en la que participa con Jorge Salinas y Sylvia Pasquel, que es una trama que se basa en la película argentina “Corazón de león”.

El rodaje se llevó a cabo en locaciones de Guadalajara, Ciudad de México y los Cabos y se terminó en diciembre pasado.

Compartir.

Deje una respuesta