Resiente Cancún ola de ejecuciones

0

Pese a que Cancún fue excluido del nivel máximo de alerta por Estados Unidos para que sus ciudadanos visiten este destino turístico, la violencia se hizo presente en el inicio de año.
La noche del miércoles un grupo armado ingresó al “La Palapa del Chuki”, ubicado en la avenida Leona Vicario, en la región 230, y disparó a los clientes que se encontraban en el lugar.
El saldo del ataque fue de al menos dos personas muertas y unas 15 heridas por disparos de arma de fuego.
De forma preliminar se informó que, de acuerdo con testigos, fueron por lo menos siete atacantes, quienes arribaron a bordo de tres automóviles.
También ese día una persona que se desplazaba en patineta fue ejecutada por dos sujetos que viajaban en motocicleta.
El crimen se registró alrededor de las 13:00 horas en la avenida conocida como de “Los Talleres”, una de las más transitadas de la ciudad a la altura de la región 101.
De acuerdo con fuentes castrenses, solo en Cancún suman 12 asesinatos en los primeros 10 días del año.
El martes fue ejecutado un coordinador de Radiotaxis de Cancún por dos sujetos que viajaban a bordo de una motocicleta, y después una joven fue acribillada dentro de su domicilio, en la Colonia Cuna Maya.
Los homicidios dolosos en Quintana Roo se incrementaron en un 107.7 por ciento, al pasar de 155 denuncias por ese delito entre enero y noviembre de 2016 a 322 casos en el mismo periodo de 2017.
El aumento es el pico más alto desde 2011, año considerado como el más violento en todo el País en el apogeo de la guerra contra el narcotráfico.
Aunque el Gobierno estatal presumió el año pasado la captura de la presunta narcotraficante Leticia Rodríguez, “Doña Lety”, identificada como líder del Cártel de Cancún, la violencia en la entidad fue a la alza.
En 2017 la violencia derivada de las pugnas entre bandas del crimen organizado, aunada a la alerta de viaje emitida por Estados Unidos, dejó pérdidas por 7.9 millones de dólares a hoteleros de Cancún, Quintana Roo.
Carlos Gosselin Maurel, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, explicó que ambos fenómenos frenaron la comercialización de 15 mil cuartos, lo que se traduce en una caída de 10 por ciento en la ocupación respecto a 2016.
Este año Quintana Roo fue excluido del nivel máximo de alerta por Estados Unidos para que sus ciudadanos eviten visitar esa entidad.
El miércoles, el Departamento de Estado publicó una reestructuración de su sistema de alertas a viajeros estadounidenses con niveles de orientación que van del 1 al 4, dependiendo del nivel de riesgo para sus turistas y empleados diplomáticos.
En la nueva alerta colocó en el nivel de máximo riesgo -Nivel 4- a Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas, por el alto grado de crimen.
No obstante, Quintana Roo y Baja California Sur -destinos favoritos de los turistas estadounidenses- se ubican ahora en el Nivel 2, que advierte sobre un mayor riesgo de seguridad, y proporciona información adicional para los viajeros que visitan ciertas áreas.

Compartir.

Deje una respuesta