Hablando Franco

0

Los ladrones ya no respetan a nada y a nadie… roban en la PGR

 

Las últimas semanas hemos dado cuenta de constantes robos cuantiosos en viviendas, a transeúntes, en empresas, en iglesias y ahora hasta en Centros de Salud, pero el colmo es que se hayan introducido a instalaciones federales a robar no un carro, ni dos, sino 14 y ¡hasta aviones!

Así es, y aunque parezca difícil de creer, pero justamente el 28 de diciembre, Día de los Inocentes, se registró el más reciente atraco en instalaciones del Sistema de Administración Tributaria (SAT) en el Tronconal y en total, de mayo de 2016 a la fecha, en bodegas de la Procuraduría General de la República (PGR) han sustraído cuatro aviones, 14 vehículos y accesorios ¿Cómo la ve?

De acuerdo con la información del delegado de la PGR, Darío Figueroa, quienes han incurrido en este tipo de hechos son grupos de delincuentes fuertemente armados quienes someten a los trabajadores para lograr lo que buscan, o en pocas palabras, llevarse lo que se les antoja.

Los delincuentes llegan bien equipados con plataformas, con grúas para mover las pesadas aeronaves y trasladarlas ¿a dónde? Quien sabe, porque los empleados nunca ven, ya que los encierran bajo llave.

Lo peor, es que aunque estos hechos han sido recurrentes, de hecho, tres de ellos ocurrieron en diciembre pasado, aun así, la dependencia no ha hecho nada para evitarlo, ya sea aumentar la vigilancia, colocar videocámaras o que se yo, al fin y al cabo ellos son los expertos ¿o no?

La cuestión es que ese tipo de hechos “aislados, pero frecuentes” como decía un exprocurador de Justicia, nos hacen que pensemos mal ante la evidente negligencia en la vigilancia.

 

Los gasolineros y tortilleros decididos a aumentar sus productos

 

Pues aunque tanto la Secretaría de Economía y Petróleos Mexicanos emitieron sendos comunicados, la primera desautorizando un aumento al costo del kilo de tortilla de maíz y amenazando con Profeco –como si sirviera para algo- y Pemex argumentando que los aumentos de este año no será “de un jalón” sino graduales, lo cierto es que los que pagamos el pato, somos “el último consumidor”, esto es, los ciudadanos como usted y como yo.

Las autoridades federales se están tratando de evadir su responsabilidad y llaman a los tortilleros y a los gasolineros a  no implementar aumentos que perjudiquen la economía –más- de los mexicanos.

Además, me llamó la atención la “candidez” por no llamarle de otra forma, -que aquí conocemos varias-, de la Secretaría de Economía que establece que no hay razones para aumentar el kilo del alimento porque la tonelada del maíz está más bajo que el año anterior en esta misma fecha y no hay justificación para que lo vendan a 18 pesos, cuando aquí desde hace más de un año se expende en 20 pesos o más, el kilo de tortilla.

Y no pueden decir que lo desconocen porque inspectores de la Profeco precisamente del centro del país, a inicios del año que acaba de concluir, sancionaron varios establecimientos por esa razón, en verdad flaco favor le hacen al consumidor final con ese tipo de exhortos.

En el caso de la gasolina, sabemos que los aumentos o “ajustes” continuarán quien sabe hasta cuándo o quien sabe cuánto pueda aguantar la gente y no es cuestión de quien llegará, porque todos prometen el sol y las estrellas y al asumir el cargo, cuando ven la realidad, se “les olvida” y continúan con más de lo mismo y lo mejor llega para unos cuántos.

 

Correo electrónico franco@entornoinformativo.com.mx

Compartir.

Deje una respuesta