El material de muchas armas de la Edad del Bronce era de origen extraterrestre

0

El científico francés Albert Jambon ha conseguido a través de análisis geoquímicos indentificar los artefactos de la Edad del Bronce que fueron hechos a partir de metales extraterrestres. Los resultados de su investigación fueron publicados en la revista Journal of Archaeological Science.

Al estudiar las proporciones de hierro, cobalto y níquel presentes en la composición de los artefactos, el científico creó un sistema para diferenciar el hierro producido a través de la fundición de mineral y el hierro ‘prefabricado’ de origen meteórico.

Los meteoritos ya eran conocidos como una importante fuente de hierro, pero la comunidad científica todavía no sabía con seguridad en qué medida en que el hierro meteórico contribuyó a la creación de objetos en la Edad del Bronce.

Artefactos de hierro extraterrestre

Aunque la Edad del Hierro comenzó alrededor de 1200 a. C., los artefactos de hierro ya existían dos milenios antes, cuando todavía duraba la Edad del Bronce.

Dada su escasez, se trataba de posesiones extremadamente raras y apreciadas. Cualquiera que ostentara armas de hierro o joyas en aquel entonces disponía de una importante ventaja militar o económica sobre sus contemporáneos.

En su investigación, Jambon realizó análisis químicos no destructivos para descubrir cuáles de estos artefactos de hierro eran de origen extraterrestre. Para ello, analizó las muestras de diferentes partes del mundo utilizando ‘in situ’ un espectrómetro de fluorescencia portátil de rayos X en los museos donde se almacenan actualmente objetos de la Edad del Bronce .

Entre los objetos estudiados que resultaron tener un ‘origen extraterrestre’ se encuentran unos abalorios de Gerzeh (Egipto, -3200 a.C.), una daga de Alaca Höyük (Turquía, -2500 a.C.), un colgante de Umm el-Marra (Siria, -2300 a.C.), varias piezas de la dinastía Shang (China, -1400 a.C.) o un hacha de Ugarit ( Siria, -1400 a.C.). Destacan entre ellos la daga, el brazalete y el reposacabezas de Tutankamón (Egipto, -1350 a.C.).

¿Cómo lograron usar el hierro sin fundirlo?

Antes de que pueda convertirse en armas y en otros objetos, el mineral de hierro terrestre debe someterse a un proceso de reducción para eliminar el oxígeno contenido en su interior.

Al contrario que este, el hierro meteórico ya se halla en estado metálico y, por lo tanto, listo para su uso, sin necesidad de innovaciones desconocidas entonces como la fundición, que marcó el inicio de la Edad del Hierro.

“Cuando se forman grandes cuerpos celestes, como nuestro planeta, casi todo el níquel se desplaza hacia el núcleo de hierro fundido”, por lo que es casi imposible encontrarlo en la superficie, explica el estudio. Las técnicas mineras comunes durante la Edad del Bronce no estaban lo suficientemente desarrolladas como para alcanzar niveles profundos en los que poder extraer cantidades importantes de níquel o de hierro.

Por este motivo, acceder al hierro extraterrestre era más fácil, ya que los cuerpos celestes como meteoritos, asteroides y cometas se crean cuando los planetas se fragmentan, y si el meteorito está compuesto de la parte central de estos, contendrá hierro, así como altos niveles de níquel y cobalto.

Fuente: actualidad.rt

Compartir.

Deje una respuesta