Siete síntomas de la andropausia

0

Aumento de peso, falta de apetito sexual, insomnio, disminución de la energía… son algunas de las secuelas de una deficiencia hormonal, la cual puede influir en el desarrollo de la andropausia.

Al respecto, el médico Alejandro Rosas, jefe del Área de Uro-oncología del Hospital General de México, señala que:

La disminución de la testosterona (andropausia) aparece con el envejecimiento del hombre cuando los niveles de la hormona masculina comienzan a reducirse de forma paulatina. Se estima que a partir de la cuarta década de vida, hay una pérdida anual del 1 al 2% de testosterona, al llegar a los 70 años la reducción puede superar el 30%”.

Aprende a identificarla

La Sociedad Mexicana de Urología señala que en México cerca del 40% de hombres mayores de 55 años presenta síntomas de hipogonadismo (como también se le conoce), alteración asociada al desarrollo de diabetes mellitus y otras enfermedades crónico degenerativas.

Algunos de los síntomás de la andropausia son: 

1. Cansancio e insomnio

2. Falta de apetito

3. Irritabilidad (depresión, ansiedad e irritabilidad)

4. Disminución del deseo sexual

5. Reducción del tamaño testicular

6. Las erecciones menos firme

7. Se reduce la cantidad del semen y disminuye la intensidad de la eyaculación

Además, se puede perder el rubor sexual de la piel y se reduce la tensión muscular durante la excitación sexual. Por ello, el médico Rosas precisa que tener hábitos saludables desde la juventud puede retrasar y combatir la presencia de los síntomas producidos por la disminución de la  testosterona “estudios internacionales revelan que el alcoholismo y la obesidad provocan la aparición prematura de manifestaciones ligadas a este padecimiento masculino”.

La testosterona cumple un rol fundamental en la vida del hombre. Esta hormona influye en muchas funciones físicas, bioquímicas y mentales; actúa en órganos sexuales, huesos, músculos, cerebro, piel y cabello, así como en la modificación de niveles de colesterol y hemoglobina”, indicó el especialista.

Una vez que comienza a suministrarse la terapia de testosterona, los pacientes  recuperan la energía pérdida, por lo que las secuelas de la andropausia disminuyen; aumenta la libido, la vida sexual mejora, su estado de ánimo cambia positivamente y la fuerza muscular se incrementa.  

Compartir.

Deje una respuesta