Riesgos de la anestesia, ¿los conoces?

0

La mayoría de las veces que nos sometemos a un procedimiento quirúrgico es necesario acudir a la anestesia.

A pesar de ser un método seguro y confiable, es importante que conozcamos los riesgos de esta técnica.

Cuando es general implica la pérdida total de conciencia y la memoria. Se pierde el movimiento porque inhibe las funciones neuronales. Las consecuencias durante este lapso no son muy comunes, sobre todo en personas sanas, sin embargo, pueden ocurrir.

De acuerdo con estudios realizados por la Universidad de Sao Paulo, la anestesia general puede provocar aumento de la presión ocular, por esa razón las personas con presión arterial elevada requieren de más cuidados durante la cirugía.

Estos son los riesgos de la anestesia:

Cefalea

Sobre todo sucede en la  epidural y espinal. La pérdida de líquido cefalorraquídeo puede manifestarse y esto provoca el dolor de cabeza.

Vómito y náusea

Es una de las consecuencias más comunes. La sustancia que se administra como anestésica es la que provoca estos fuertes mareos y vómito. Es una complicación postoperatoria; sucede sobre todo con el propofol; la sustancia que más se utiliza como anestesia.

Aproximadamente entre el 20 y 50% de las personas presentan estos síntomas después de haberse sometido a  una cirugía. Algunas personas son más sensibles que otras a estas sustancias.

Confusión mental

El deterioro cognitivo se refleja por medio de la confusión o delirio en algunos casos.

La mayoría de los pacientes presentan confusión durante la fase de recuperación, solamente por algunos minutos.

Paro cardiaco

Es un riesgo poco frecuente, sin embargo, sucede más en pacientes jóvenes y sanos.

A esto se le define como catástrofe anestésica. Los vasos sanguíneos se dilatan e impiden que la sangre fluya correctamente por las arterias.

La falta de bombeo de la sangre puede provocar también daño cerebral.

Estos son los riesgos de la anestesia. No suceden en todas las personas por igual, también depende del tipo de anestesia que se aplique y de la sensibilidad y condición de salud de cada persona.

Compartir.

Deje una respuesta