Conoce todo acerca del embarazo molar

0

El embarazo molar es un extraño trastorno que se genera por la formación anormal del tejido placentario. Se produce una masa de quistes en lugar de un embrión sano.

El embarazo molar, se desarrolla cuando un óvulo se fecunda de forma anormal, lo que provoca que el tejido placentario se transforme en múltiples quistes.

En la primera fase asemeja un embarazo normal: da positivo en pruebas caseras y de sangre; provoca los síntomas propios de un embarazo como náuseas, mareos, malestar general, etc. sin embargo, no llega a existir un embrión como tal.

Tipos de embarazo molar

• Completo: no hay embrión ni tejido placentario normal. Los cromosomas del óvulo fertilizado provienen del padre, cuando lo normal es que la mitad provengan del padre y la otra mitad de la madre. Tiempo después de la fertilización, los cromosomas del óvulo de la madre se desactivan y los del padre se duplican.

• Parcial: hay placenta y el embrión, que es deforme, se desarrolla de forma anormal. A diferencia del embarazo molar completo, los 23 cromosomas de la madre están presentes, pero existen dos grupos de cromosomas del padre (por lo que el embrión tiene 69 cromosomas en lugar de los 46 normales). Esto puede suceder si el óvulo es fecundado por dos espermatozoides.

Es importante añadir que las causas de este trastorno se desconocen. Sin embargo, los especialistas sugieren que se puede deber a defectos en el óvulo, daños en el útero o deficiencias nutricionales de la madre.

El embarazo molar se diagnóstico a través de una ecografía. Los síntomas son: hemorragias vaginales, náusea, vómito, presión arterial alta, dolor abdominal y crecimiento excesivo del útero.

Desafortunadamente sólo hay un tratamiento posible para tratar el embarazo molar y es la interrupción del embarazo. Posteriormente es necesario realizar revisiones periódicas, ya que este padecimiento se comporta como un tumor, y algunas veces puede dar lugar a un carcinoma.

Compartir.

Deje una respuesta