Cinco hábitos que te hacen lucir más viejo de lo que eres

0

¿Alguna vez te dijeron que luces mucho mayor a tu edad real? Quizás un día alguien te dijo «señor» o «señora», y tú caíste en la cuenta de que te estás poniendo viejo.

Quizás sea verdad: te estás poniendo viejo. Pero quizás no, y quizás solamente se debe a algunas conductas o comportamientos cotidianos que te hacen lucir mayor.

5. Fumar

Fumar te hace lucir mayor de lo que eres por dos motivos fundamentales. Lo primero son las arrugas y líneas de expresión, que aparecen de forma más marcada y temprana en las personas que fuman. Esto tiene que ver fundamentalmente con los músculos faciales que se utilizan constantemente para aspirar y exhalar el tabaco. Lo segundo tiene que ver con la deficiencia de vitamina C provocada por el tabaquismo. La vitamina C es un nutriente fundamental para la salud de la piel, y si no se consume la cantidad suficiente aparecen marcas y manchas, se oscurece la piel y se pone más áspera.

4. Mala alimentación

La alimentación es uno de los principales factores que hace a cómo lucimos físicamente. Si no nos alimentamos bien, no nos vemos bien; y no solo es una cuestión de peso. No consumir la suficiente cantidad de proteínas, vitaminas y minerales no solo nos hace mal en nuestro interior, es decir que podemos desarrollar enfermedades, sino que también afecta cómo nos vemos, por fuera, a nivel estético.

Una mala o deficiente alimentación provoca la aparición temprana de arrugas, flacidez, marcas en la piel y caída del cabello, entre otras cosas, que nos hacen lucir más viejos de lo que realmente somos. Las personas que lucen más jóvenes de lo que son se caracterizan por llevar dietas saludables y balanceadas.

3. Postura

¡Enderézate! Uno de los motivos por los que puedes lucir mayor de lo que realmente eres es la postura corporal que adoptas. Además ser un verdadero problema de salud, adoptar malas posturas corporales afecta tu aspecto físico y te hace lucir encorvado y débil. Si adoptas una postura correcta lucirás mucho mejor físicamente y te sentirás con muchas más energías, además de que evitarás los serios problemas de salud asociados a la postura corporal.

2. Consumo excesivo de alcohol

El consumo moderado de alcohol puede ser, incluso, beneficioso para nuestra salud; quizás recuerdes artículos como «Según los científicos, beber vino antes de ir a dormir te ayuda a bajar de peso». Pero lo cierto es que el consumo excesivo de alcohol, además de ser en sí mismo malo para la salud, nos hace lucir más viejos, ya que perjudica la textura y coloración de la piel, especialmente la de la cara. 

1. Estrés

Todos tenemos algo de estrés; las obligaciones del mundo adulto, las relaciones personales y hasta las pequeñas preocupaciones de la vida cotidiana nos generan estrés. El verdadero problema del estrés es que puede, en algunos casos, estar acompañado de otro tipo de problemas como falta de sueño, agotamiento físico y trastornos psicológicos, entre otros. El estrés excesivo y crónico genera una anormal producción de las llamadas «hormonas del estres», como la adrenalina y el cortisol, lo cual genera problemas en todo el tejido conectivo, especialmente la piel y la estructura ósea.

Además de estos cambios en la piel y el esqueleto, el estrés nos hace lucir desganados y cansados; somos menos optimistas, tenemos menos energía y voluntad para hacer cosas. En definitiva, nos hace lucir menos jóvenes de lo que somos realmente. 

Compartir.

Deje una respuesta