Descubren nuevos detalles de la vida de nuestro ancestro más famoso

0

Estados Unidos. Un equipo de científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, liderado por Christopher Ruff, ha descubierto que Lucy, homínido Australopithecus afarensis considerada como uno de los primogénitos de los seres humanos, cuyos restos fueron hallados en 1974, se desplazaba por los árboles y no por el suelo. El estudio fue publicado en la revista científica digital PLosOne.

Para demostrarlo, el equipo de Ruff recreó un modelo 3D del húmero y del fémur, utilizando los restos de Lucy.

Los investigadores compararon pequeñas tomografías de esos restos óseos de Lucy con los huesos superiores del brazo y de la pierna de humanos modernos y chimpancés.

Los escáneres revelaron que las manos de los Australopithecus afarensis eran muy superiores a las de los humanos modernos pero inferiores a las de los chimpancés, lo cual sugiere que los Australopithecus afarensis se movían a través de los árboles utilizando sus brazos para encontrar comida y escapar de los depredadores.

Los restos de Lucy fueron descubiertos por una expedición franco-estadounidense en el valle de Awash en Etiopía en 1974. Afortunadamente su esqueleto se conservó en casi un 40%. Lucy, que vivió hace unos 3,2 millones de años, caminaba sobre sus dos piernas y los científicos creen que perteneció a una especie de homínidos que muy probablemente participó en la evolución del género Homo Sapiens.

Compartir.

Deje una respuesta