Cinco gadgets que fracasaron

0

Durante los últimos años, los gadgets, o dispositivos electrónicos, se han vuelto algo común y hasta cierto punto indispensable en la vida diaria, así como una de las principales fuentes de ingresos de varias empresas tecnológicas.

Sin embargo, pese a que actualmente son vistos como una apuesta segura, han existido casos que saltaron a la fama no por su éxito, sino por ser un rotundo fracaso para sus fabricantes, entre los que destacan estos cinco.

1. Zune de Microsoft

Uno de los primeros intentos de Microsoft de entrar al mercado de la venta y reproducción de música fue el Zune, que además de un dispositivo, era una amplia gama de servicios, como un programa para reproducir música por computadora y un servicio de reproducción de canciones y videos para la consola de videojuegos Xbox 360.

Lamentablemente, en sus cinco años de existencia, Zune no logró ser una competencia real para el iPod, el principal reproductor de música en su momento, por lo que en el año 2011 se acordó descontinuarlo. Lo mismo pasó con el resto de sus servicios, que pasaron a formar parte de la tienda en línea de Xbox.

2. PlayBook de BlackBerry

Uno de los primeros fracasos que marcaron la debacle de la otrora poderosa BlackBerry fue su tableta PlayBook, con la cual planeaba entrar en 2011 a un mercado en el que dominaron las iPads de Apple, y segundo lugar las Galaxy Tabs de Samsung.

El dispositivo, tenía como una de sus características principales el funcionar utilizando su propio sistema operativo, así como tener sus propias aplicaciones, diseñadas especialmente por BlackBerry, así como las aplicaciones para Android.

Sin embargo, recibió muchas críticas por fallas dentro de su sistema operativo, y pese a que vivió varios recortes en su precio, las ventas no lograron superar las 500 mil en ningún trimestre entre 2011 y 2013.

3. Google Glass, de Google

Con un diseño futurista, los famosos lentes de Google, diseñados para funcionar como una computadora, parecían el futuro de la tecnología en el año 2013, cuando fueron desarrollados por la empresa.

Los lentes tenían un precio de lanzamiento de mil 500 dólares, y tenían entre sus características una cámara de fotos y vídeos, un touchpad para alternar entre clima, llamadas o la propia cámara y poder acceder a las redes sociales o incluso a los periódicos.

Sin embargo, preocupaciones sobre la posibilidad de que una  persona realizara grabaciones de otra sin permiso, así como el problema práctico de ver programas y aplicaciones a la par de realizar rutinas cotidianas impidieron que tuviera éxito, por lo que fue descontinuado en 2015.

4. FirePhone de Amazon

La famosa empresa de ventas en línea fue otra de las que intentaron ingresar en el mercado de los teléfonos inteligentes, en este caso con su modelo bautizado como Fire Phone.

Surgido en 2014, luego del éxito de su tablet Kindle, el Fire Phone integraba una cámara frontal, un giroscopio para poder seguir los movimientos del usuario e incluso dar una apariencia de funcionar en tercera dimensión.

Para mala suerte de Amazon, lo novedoso de algunos de sus accesorios palideció ante las críticas por un diseño anticuado, así como el hecho de que solo pudiera conseguirse a través de AT&T.

Finalmente, la empresa se vio forzada a descontinuar el proyecto y parar su producción tan solo un año después de su lanzamiento.

5. Pippin, de Apple

Incluso Apple ha tenido fracasos en su historia, como lo demuestra la que sería su consola de videojuegos, Apple Pippin, que saliera al mercado en 1995.

Pensada como un sistema de diseño abierto, Pippin llegó a tener contratos con Bandai o la noruega Katz Media para que crearan videojuegos para la compañía.

Sin embargo, Pippin resultó un completo fracaso, al no lograr la atención de compañías importantes ni un espacio en el mercado, al vender solo 42 mil unidades.

Finalmente, el regreso de Steve Jobs a la dirigencia de Apple significó el final de Pippin tan solo dos años después de su creación.

Compartir.

Deje una respuesta