Ocho casos de venta de niños por internet

0

Torreón. En lo que va del año se han presentado ocho supuestos casos de venta de menores en Coahuila, lo que provocó que cinco pequeños sean retirados de sus hogares, de acuerdo con el recuento de la Procuraduría para los Niños, Niñas y Familia (Pronnif).

De los ocho casos, seis han sido en la región sureste, especialmente en Saltillo y dos en La Laguna. En cuatro hechos se ha dado con los responsables, detalló Yezka Garza, titular de Pronnif.

El primer caso

Garza recordó que el primer caso fue el de una niña de 10 años en La Laguna cuya madre tenía diferentes parejas sexuales, uno de los hombres le tomó una foto a la menor con la intención de dañar a la familia. En ese caso, la Pronnif retiró a los cuatro menores que vivían con la señora.

Ha habido casos como el de un adolescente de 15 años que publicó que tenía relaciones con su prima de ocho años; se concluyó que el hecho era broma.

Otro caso

Destaca otro caso de un niño que fue amordazado y que fue exhibido con el objetivo de ridiculizarlo. Los demás eventos provienen de imágenes que los bromistas obtienen de internet.

Blanca Chong, doctora en Comunicación Social y catedrática de la Universidad Autónoma de Coahuila, consideró que este tipo de fenómenos tienen que ver con el hecho de que como sociedad no estamos preparados para poder asumir toda la libertad que implican las redes sociales y el internet.

Explicó que con los nuevos medios de difusión masiva se tiene la posibilidad no sólo de ser receptores de mensajes, sino también de ser ‘prosumidores’, que es donde —dijo— radica el problema, “pues no estamos preparados para actuar de manera responsable ante diferentes contecimientos”.

Redes sociales

Por lo general, las supuestas transacciones con los menores se publican en páginas de Facebook que se dedican a la venta de objetos, como Oferta Laguna, Oferta Saltillo o Todo Venta Saltillo.

Blanca Chong refirió que temas como la supuesta entrega de niños a cambio de una compensación económica, aun cuando sea broma, es también reflejo de la frivolidad que existe como sociedad.

La directora en Comunicación Social y catedrática de la Universidad Autónoma de Coahuila, consideró que este tipo de fenómenos tienen que ver con el hecho de que como sociedad no estamos preparados para poder asumir toda la libertad que implican las redes sociales y el internet.

Explicó que con los nuevos medios de difusión masiva se tiene la posibilidad no sólo de ser receptores de mensajes, sino también de se ‘prosumidores’, que es donde —dijo— radica el problema, “pues no estamos preparados para actuar de manera responsable ante diferentes contecimientos”.

Compartir.

Deje una respuesta