SSa emite alerta por diabetes y sobrepeso

0

Ciudad de México. El Gobierno de México emitió por primera vez en su historia la declaratoria de emergencia epidemiológica por diabetes, sobrepeso y obesidad, informó la Secretaría de Salud (SSa).

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Pablo Kuri Morales, dio a conocer seis acciones para empezar a revertir el número de defunciones que crecieron de manera constante en las últimas cinco décadas. Entre 1980 y 2015, 268 mil 275 mexicanos murieron por diabetes. En 2015 se registraron 98 mil 450 defunciones.

Kuri Morales destacó que en 1980, el número de defunciones por diabetes fue de 14 mil 626 y para el año 2000 subió a 46 mil 525, mientras que en 2010 alcanzó a 82 mil 901 personas, pero el detonante para emitir la emergencia sanitaria fue la cifra de pacientes que murieron entre 2014 y 2015.

“Por primera vez se hace una declaratoria de emergencia epidemiológica para una enfermedad no infecciosa. En esta ocasión se hicieron dos: una para sobrepeso y obesidad y, otra para diabetes”, expresó el subsecretario. Emergencias epidemiológicas se declararon en 2009 por influenza AH1N1 y en 2014 por ébola, ambas infecciosas.

Agregó que la alerta epidemiológica permitirá apuntalar las acciones de la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, Obesidad y Diabetes, lanzada el 31 de octubre de 2013, a fin de reducir el impacto de estas enfermedades entre la población mexicana.

Las seis acciones para reforzar la estrategia consisten en desarrollar campañas intensivas de difusión en medios de comunicación, se creará un tablero de enfermedades crónicas y dentro de él, un Índice de Calidad de la Atención de la Diabetes en México (ICAD), se garantizará el abasto de las tiras o pruebas de detección y el control de quienes padecen ese mal, además de reforzar la capacitación.

Con el ICAD, el propósito será la retención de pacientes que viven con ese padecimiento, incrementar su consulta efectiva a fin de que tenga impacto en su salud y, en el mediano plazo, incrementar el número de pacientes que acuden a los centros de salud.

En ese mecanismo se dará seguimiento a quienes son diagnosticados y al mismo tiempo quedará el reporte de su evolución en el tratamiento. Al crearse el sistema permitirá mantener una vigilancia sobre la operación de los sistemas de salud y con ello se construirá un ranking sobre el desempeño de las unidades del servicio médico.

Otra acción más será el control metabólico de las personas a quienes se les ha detectado la diabetes.

La Ssa garantizará el abasto de pruebas o tiras para la detección y control de la enfermedad, además se reforzará la capacitación del personal de salud. Para garantizar el abasto de insumos se realizó una compra centralizada de tiras reactivas para glucosa en sangre capilar, para microalbúmina en orina y para perfil de lípidos, y pruebas de determinación de hemoglobina glucosilada. 

Sin recursos contra obesidad

A los diputados se les olvidó etiquetar recursos para infraestructura educativa destinados a la construcción de bebederos en las escuelas primarias, como parte del programa para combatir la obesidad infantil.

La iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación 2017 planteó destinar una parte de la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a bebidas saborizadas, para el combate a la obesidad, así como a la construcción de bebederos escolares. El fin era contribuir a una cultura de la prevención de enfermedades crónico-degenerativas, como la hipertensión y diabetes que cada vez tienen un costo importante para el sector salud.

En el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 que aprobó la Cámara de Diputados, sólo se incluye en las acciones para el combate a las adicciones una partida de 1.5 millones de pesos para la prevención y control de sobrepeso, obesidad y diabetes, pero a cargo de la Secretaría de Salud, que por lo general están dirigidos a la población adulta. Significa un recorte, porque ese monto es menor a lo que se logró para 2016, por 1.9 millones de pesos.

Para la Secretaría de Educación Pública (SEP) no hay ninguna asignación de recursos relacionada con el tema de los bebederos, sólo aparece una partida para infraestructura física educativa con 194 millones de pesos sin ninguna indicación para el etiquetado. También representa una disminución si se toma en cuenta que para 2016 se asignaron 201 millones de pesos.

Una de las seis acciones para reforzar la estrategia contra el padecimiento es crear un tablero de enfermedades crónicas.

Compartir.

Deje una respuesta