Siete peligros que puedes encontrar en un salón de belleza

0

Verse “bien” va más allá de la vanidad, para muchas mujeres y hombres es el mecanismo a través del cual construyen su autoestima. Razón por la que llegan a gastar hasta el 60% de su sueldo en artículos de higiene personal, y en acudir a los salones de belleza (los cuales pueden representar un peligro para la salud).

¿Salones del terror?

Sin embargo, en los salones de belleza hay más peligros que el solo alterar los productos. La dermatóloga Arely te los revela:

1.Algunos establecimiento que hacen manicure y pedicure no cuentan con equipo de esterilización, exponiéndote a infecciones por hongos, Hepatitis B o C  y VIH.

2. Alergia o intoxicación derivada por la inhalación o contacto con agentes químicos (tintes, decolorantes o esmaltes de uñas).

3. Algunos productos tienen un efecto abrasivo, en especial los del cabello: pueden generar quemaduras.

4. La micropigmentación de ceja puede generar alopecia: Altera el folículo lo que origina una pérdida de pelo en esta zona.

5. Si la piel no tiene un adecuado estado de hidratación al someterse a tratamientos como la depilación de cera se puede producir una lesión mecánica; lo que origina una foliculitis, la aparición de granitos en la piel.

6. Actualmente está de moda los esmaltes de uñas para 21 días. En estos la uña se lima, ocasionando que se haga más débil; además es recomendable que antes de la aplicación sobre la uña se coloque un tratamiento anti-hongo, para evitar contagios.

7. Algunos salones promueven la realización de peeling como mascarilla o proceso de humectación. Al no ofrecer al cliente la información del proceso que se le está realizando, éste no sabe las medidas que debe tomar (como evitar la exposición al sol) lo que ocasiona que la piel se manche.

Algunos de estos efectos adversos se puede revertir, pero no siempre es así por ello es importante que antes de realizarte un procedimiento te informes bien del lugar al que vas acudir y  en qué consiste”, señala la dermatóloga.

Recuerda, no pongas en riesgo tu salud por economizar. 

Compartir.

Deje una respuesta