La historia secreta de las gargantillas

0

La gargantilla tiene una larga y singular historia. Encontrarás ejemplos de ella desde siglos atrás en las culturas china, nativo americana, india y egipcia. Echemos un vistazo a algunos de los datos históricos de la gargantilla…

Durante la Revolución francesa, las mujeres comenzaron a llevar puestas cintas rojas alrededor de sus cuellos para rendir homenaje a aquellos que encontraron la muerte en la guillotina. La cinta podía ser usada alrededor del cuello o bien, como inició otra moda, en forma de una X alrededor de los hombros y la espalda.

Un famoso cuadro de Manet, “Olympia” (1863), representa a una prostituta vistiendo una cinta negra alrededor de su cuello. Durante esta época, una cinta alrededor del cuello podía significar que la mujer era una prostituta.

Algunas de las gargantillas más famosas de la historia pueden ser encontradas en los cuadros de bailarinas de Degas, de los cuales hizo muchos en los mil ochocientos setentas y mil ochocientos ochentas.

Se dice que Alexandra, Princesa de Gales, usaba gruesas filas de perlas y terciopelo para cubrir una cicatriz en su cuello que la hacía sentirse avergonzada. Ella fue influyente en la expansión de esta tendencia.

El término collar de perro o “colliers de chien” se hace popular y estos diseños (los cuales incorporan diamantes de lujo, perlas, encajes y terciopelo) pueden verse como objetos de la élite porque los mejores de ellos eran hechos a la medida, para adaptarse perfectamente al cuello de alguien. 

Y entonces ocurre en los noventas a mediados de los noventas: lo “gótico” toma el poder…

Demasiadas razas de Góticos para enumerarlas a todas, pero una de las favoritas de las Wiccans era una gargantilla de pentagrama, mientras que encontrabas a la mayoría de los góticos NIN con un collar con picos o una cadena de pelotitas de plata.

Tan versátil — un complemento perfecto para un vestido de fiesta o un lindo accesorio cotidiano.

Compartir.

Deje una respuesta