Pescadores resisten asalto y desafían a “piratas”

0

Al desarmar a piratas de la comunidad seri, pescadores guaymenses defendieron producción de camarón y protagonizaron el primer caso de autodefensa en altamar, en Bahía Kino, el lunes en la noche.

La denuncia formal fue interpuesta ante autoridades federales de la capital sonorense el martes, cuando representantes de la compañía Inversiones Bacochibampo denunciaron un asalto y otro intento de robo a la embarcación Bacochibampo uno de Guaymas.

La denuncia refiere que la tripulación se hallaba en la faena en las inmediaciones de Punta Chueca, zona dominada por la comunidad seri, cuando fueron interceptados por quienes dijeron ser representantes de la etnia.

A bordo de una panga, los piratas exigieron pago de cuota en especie o dinero, o impedirían el trabajo de pesca de quienes son considerados foráneos en aquella parte del litoral.

La tripulación cedió al pago, para enfrentar un segundo asalto en la misma zona horas después, por otro grupo de pescadores piratas, que exigieron dinero o producto.

Dos de los pescadores guaymenses enfrentaron a los miembros de la etnia que, puñal en mano, amenazaron con hundir la embarcación, solo para forcejear con las víctimas y ser desarmados.

Sin el cuchillo y con la tripulación encima, los piratas optaron por huir en la misma panga en la que llegaron, hecho que quedó asentado en la denuncia formal interpuesta ante autoridades federales.

 

Asaltos de piratas, comunes

El cobro de cuota por representantes de la comunidad seri en Punta Chueca es cosa común que deben enfrentar, pescadores de diferentes puertos al trabajar en Kino.

Aun cuando no existe acuerdo formal ni denuncias sobre la extorsión, pescadores foráneos acceden al pago para poder trabajar, sin que autoridades de Marina o Pesca, intervengan.

Bahía Kino tiene alta presencia de miembros de la etnia que cuentan con permisos para captura de diferentes especies y se dicen tener el control desde Punta Chueca, de toda la parte del litoral en el norte de la entidad.

Compartir.

Deje una respuesta