En octubre entrará en vigor reglamento de mascotas

0

 

 

En virtud de que próximamente entrará en vigor un nuevo reglamento para la tenencia de mascotas caninas y felinas en Hermosillo, la Dirección de Salud Animal del municipio se ofreció para informar a los interesados en conocer las nuevas disposiciones en la materia.

El titular de esta instancia en el Ayuntamiento, José Luis Icedo Valdez, explicó que el nuevo ordenamiento a nivel local se adecuó a la ley estatal, vigente desde hace dos años, para promover entre los ciudadanos un manejo cada vez más responsable en la crianza y cuidado de los animalitos de compañía.

 

Ofreció el número telefónico 289 56 41 a los particulares y organizaciones protectoras de animales que deseen conocer más sobre este tema, y sobre las formas en que pueden contribuir al bienestar de sus mascotas y de la comunidad.

El funcionario explicó que a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Gobierno del Estado, el nuevo reglamento entrará en vigor el 13 de octubre próximo, por lo que le corresponderá su seguimiento y aplicación a la próxima Administración Municipal, lo que no limita que desde ahora se le dé a conocer. En tanto, el anterior sigue normando el quehacer de Salud Animal.

Mencionó que vienen sanciones más altas para prácticas como maltrato y sacrificio indiscriminado de animales, así como para el manejo negligente en perjuicio de mascotas y vecinos, por no considerar las necesidades específicas de cada raza en función de su talla y temperamento.

“Yo no puedo tener una mascota Rottweiller, por ejemplo en un espacio de dos por dos metros; debo saber que requiero un espacio suficiente de al menos ocho por cuatro metros y que debo sacarlo a pasear con las adecuadas medidas de seguridad, al menos una o dos veces por semana, y disponer de forma adecuada de sus heces fecales, para que no contaminen”, comentó.

 

Otra novedad, agregó, será el registro de todas las mascotas caninas y felinas, lo que permitirá precisar la población de estos animales en el municipio, así como normar la reproducción para fines de venta por parte de particulares, pues esta práctica contraviene los esfuerzos institucionales para reducir la sobrepoblación.

 

Compartir.

Deje una respuesta