Cobran estacionamiento de forma ilegal

0

 

Locatarios del Mercado de Abastos “Francisco I. Madero” definirán las acciones a seguir de no retirarse las plumas de cobro de los diferentes accesos del establecimiento, aseguró Luis Domínguez Amaya.

Señalan que los encargados de operar dicho cobró ya fueron notificados por las autoridades para retirarse ya que su contrato venció en diciembre.

 

Preciso que son 225 comerciantes los que denuncian la ilegalidad cometida por una empresa denominada Consorcio Mexicano de Estacionamientos S.A. de C.V. “Pásele”, a la cual se le terminó su contrato y sigue cobrando cuotas de 10, 15 y 50 pesos a los automovilistas que ingresan, “burlándose de la autoridad, locatarios y de los mismos clientes”.

Domínguez Amaya, quien es socio de la Unión de Introductores y Vendedores de Frutas, Verduras y Similares del Mercado de abastos “Francisco I. Madero”, señaló que el contrato de arrendamiento con la citada empresa concluyó en diciembre pasado, sin embargo los representantes del dicho consorcio se niegan a retirarse de las instalaciones.

Señaló que en el año 2009, sin una asamblea de por medio, la entonces presidenta de la mesa directiva, Josefina Luna Calleros, firmó un contrato por cinco años con esta empresa para que prestara el servicio de estacionamiento por una renta de 140 mil pesos mensuales, y se colocaron plumas para controlar el ingreso de automóviles, lo que ocasionó que muchos establecimientos cerraran porque los clientes se negaban a pagar por entrar al mercado.

Dicho acuerdo concluyó el 15 de diciembre del 2014 pero el representante de la empresa, Armando Arriaga Díaz, se niegan a retirar la infraestructura colocada en los accesos para el control de vehículos.

Domínguez Amaya dijo que el pasado 15 de diciembre acudieron a Palacio Municipal, donde entregaron en Secretaría del Ayuntamiento documentos varios exponiendo el problema, así como pruebas que avalan el término del contrato de dicha empresa; asimismo en la Coordinación de Coordinación de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Ecología (Cidue), solicitaron el retiro de las plumas de cobro.

Añadió que el 14 de enero pasado interpusieron  una demanda  contra el consorcio por incumplimiento y terminación de dicho contrato ante el Juzgado Tercero de Primera Instancia de lo Civil, mismo que se otorgó a favor de los demandantes.

 

Desconoce alcalde el problema

Sobre la situación que prevalece en el Mercado “Francisco I. Madero”, el alcalde Alejandro López Caballero negó tener conocimiento del problema, pese a diversas protestas de los locatarios y haber sido abordado por uno de los afectados días después de poner la queja ante la Cidue, la Secretaría del Ayuntamiento y en la misma Presidencia Municipal.

“Yo no he tenido comunicación con ellos, desconozco el tema y ya que me enteré podré dar mi opinión al respecto, respondió el Munícipe en días pasados al ser cuestionado sobre esta problemática.

Asimismo, el señor Ernesto Figueroa Saucedo, cliente asiduo del Mercado, dijo que intentó exponer el problema al Alcalde ayer, durante su participación en un programa de radio en vivo, pero cortaron la llamada.

“Me molestó que dijera que desconoce el problema… ¿Pues de que ciudad es Alcalde entonces?

“No puede ser que diga que no conoce el tema”, manifestó molesto el afectado, quien agregó que continuarán haciendo de dominio público el problema que tienen los locatarios del Mercado, hasta que las autoridades hagan algo al respecto.

 

Deben retirar las plumas: Cidue

El 4 de febrero del año en curso autoridades de la Coordinación de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Ecología (Cidue) notificaron sobre el término del convenio celebrado entre el Ayuntamiento de Hermosillo y Consorcio Mexicano de Estacionamientos S.A de C. V., el día 11 de mayo de 2011 y publicado en el Boletín Oficial del Estado de Sonora el 9 de junio de ese mismo año.

En virtud de que esta remite al contrato de arrendamiento celebrado con la Unión de Introductores y Vendedores de Frutas y Verduras del Mercado de Abastos “Francisco I. Madero” con esta empresa el pasado 1 de diciembre del 2009, junto con su adicional celebrado el 4 de Mayo que respeta el termino del primero.

En conclusión, autoridades de la dependencia municipal otorgaron un plazo no mayor de 15 días para que a partir de la notificación se retiren del lugar.

 

Al respecto, los locatarios dijeron que de no retirarse la infraestructura de los accesos ellos tomarán otras medidas para quitar las plumas de cobro y evitar que sigan afectando las ventas y continúen los abusos contra los clientes.

 

Compartir.

Deje una respuesta