Alertan por cáncer infantil

0

 

El 70 por ciento de los niños que ingresan cada año al Hospital Infantil del Estado de Sonora (HIES) con diagnóstico cáncer, presentan la enfermedad en estados avanzados, cifra que la Secretaría de Salud se interesa por disminuir a través de la detección temprana, afirmó Adrián Morales Peralta, responsable del Programa Estatal de Prevención y Tratamiento de Cáncer Infantil.

“El 85 por ciento de los menores presenta síntomas fáciles de detectar, tales como crecimiento del abdomen, fiebre, dolor de cabeza persistente o dolor de articulaciones”, explicó.


En México, el cáncer es la primera causa de muerte en la población de entre cinco y catorce años de edad, debido a que la mayoría de los pacientes son diagnosticados en fase avanzada, lo que disminuye la posibilidad de un tratamiento exitoso.
Con la finalidad de dar a conocer a la población que el cáncer infantil es curable y la mejor estrategia para combatirlo es la detección temprana, el próximo 15 de febrero se conmemora el Día Internacional del Niño con Cáncer, enfermedad que se diagnostica, se trata y da seguimiento gratuitamente por parte de la Secretaría de Salud. 
“Para conmemorar ese día tendremos una ceremonia en el Auditorio del HIES el próximo viernes 13 de febrero, donde se insistirá sobre la detección temprana del padecimiento, debido a que hay una mayor probabilidad de sobrevivencia e incluso es curable en el 70 por ciento de los casos”, explicó Morales Peralta.
Además, el HIES es uno de los tres lugares de México donde se ofrece la especialidad de Oncología Pediátrica, junto con el Distrito Federal y Guadalajara, lo que lo convierte en el único sitio del Noroeste donde se forman especialistas para combatir el cáncer infantil.
Cabe recalcar que una actividad importante que se lleva a cabo en el HIES es la investigación, por lo que ha sido reconocido en dos ocasiones con el Premio Nacional de Oncología en 1994 y 2011.

Importancia de la detección oportuna de cáncer infantil:
• El pronóstico de los pacientes es mejor.
• Los tratamientos son menos intensivos.
• Las complicaciones inherentes al tratamiento son menores, en frecuencia e intensidad, debido a que las quimioterapias no son tan agresivas.
• En el caso de tumores, las posibilidades de preservación del órgano o extremidad afectado, es más alta.
• Es mucho menos costoso el tratamiento.
• La rehabilitación es más rápida y es más fácil que se reintegren a sus actividades normales

 

Compartir.

Deje una respuesta